Analiza políticas y actuaciones municipales entre 2003 y 2015 por mandato del Pleno

La Auditoría Ciudadana entra en su segunda fase con un informe y la participación ciudadana

23/03/2017
  • El estudio compilatorio inicial se basa en varios estudios sectoriales y recoge una selección justificada de casos para la Auditoría Ciudadana Municipal
  •  El informe recoge indicios de subcontratación inadecuada en ámbitos como la atención a víctimas de violencia de género, falta de control y transparencia en empresas públicas, endeudamiento, externalización e inversiones no justificadas 
  • Se han constituido ya mesas de trabajo en nueve distritos a través de los foros locales 

 

 

Galería de imágenes

Sánchez Mato, en la presentación del informe de la Auditoría Ciudadana Municipal de la Deuda

La Auditoría Ciudadana Municipal, que arrancó en 2015 por mandato del Pleno municipal, inicia su segunda fase con la publicación de un informe compilatorio inicial que recoge una selección justificada de casos con indicios de posible impacto negativo. El delegado del Área de Gobierno de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, el subdirector general de Auditoría Ciudadana de la Deuda y las Políticas Públicas, Álvaro Sánchez Martí y la coordinadora del Consejo Asesor, Bibiana Medialdea, han presentado hoy jueves, 23 de marzo, detalles del informe y explicado las metodologías de trabajo.

 El informe estudia las políticas y actuaciones públicas entre 2003 a 2015, el periodo que el Pleno marcó para el proceso de auditoría. Compila la información recogida en estudios encargados por la Subdirección General de Auditoría sobre impactos económico, social, medioambiental y de género de las políticas públicas del Ayuntamiento de Madrid. 

Se han utilizado también informaciones derivadas de las tareas de investigación que ha desarrollado esa subdirección. Recoge además observaciones del Consejo Asesor de la Auditoría. 

Se detectan en el informe indicios de subcontratación inadecuada en ámbitos como la atención a víctimas de violencia de género y otros servicios de asistencia, endeudamiento, externalización e  inversiones no justificadas. 

El informe se refiere a la aparente falta de control y transparencia de empresas públicas municipales, a su uso como vehículo de financiación de la política de gasto del Ayuntamiento, eludiendo así limitaciones al endeudamiento y a lo que parece un sobredimensionamiento de plantillas, especialmente en lo que a cargos directivos se refiere. 

Analizar para corregir

La Auditoria Ciudadana se coordina desde el Área de Economía y Hacienda del Ayuntamiento. La coordinación conjuga información y tareas que provienen de tres ámbitos diferenciados: el propio Ayuntamiento, a través de la Subdirección General de Auditoría, la ciudadanía madrileña y entidades académicas y profesionales independientes, a través del Consejo Académico Asesor. 

Es un proceso de identificación y análisis de aquellas políticas municipales que hayan podido tener un impacto negativo sobre la ciudadanía madrileña. Estudiar las malas prácticas que han generado estos impactos negativos permitirá tomar medidas que impidan su repetición en el futuro 

Mesas de trabajo en distritos

A través de los Foros Locales de los distritos se han impulsado mesas o grupos de auditoría. Chamartín, Tetuán, Moncloa, Latina, Carabanchel, Puente Vallecas, Hortaleza, Vicálvaro y Villaverde cuentan ya con espacios estables de participación. 

La Subdirección de Auditoría se compromete a cooperar en las actividades que se lleven a cabo desde estas mesas. Se celebrarán reuniones periódicas para poner en común el proceso. Los resultados y conclusiones de los grupos de trabajo de las mesas serán incluidos y difundidos en informes. 

Segunda fase

Con la constitución de las mesas y la presentación del primer informe se avanza en la segunda fase del proceso. 

La realización de estudios concretos, y especializados, el trabajo interno en los ámbitos financiero y presupuestario, entrevistas a agentes estratégicos y significativos dentro de los ámbitos de estudio,  formación de grupos de discusión de las distintas temáticas forman parte de las actuaciones previstas. 

Finalmente, todo ello debe llevar a elaborar una serie de conclusiones y recomendaciones, previstas para comienzos de 2019, que permitan mejorar la forma de hacer política del Ayuntamiento y minimizar en la medida de lo posible la generación de impactos negativos en el desarrollo de las políticas municipales. 

El objetivo es que el proceso de Auditoría Ciudadana se instale de forma permanente en el funcionamiento del Ayuntamiento, de forma que no solo las intervenciones municipales pasadas sino también las presentes y futuras garanticen someterse a criterios de transparencia y control ciudadano./

Más información en la web municipal:

http://bit.ly/2mvDQKj

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar