El encuentro se ha celebrado con motivo del Día Internacional de las Mujeres

Las concejalas de los cuatro grupos políticos se comprometen a luchar por la igualdad

08/03/2018
  • En el encuentro privado mantenido con la alcaldesa Manuela Carmena han hablado sobre las formas de discriminación que sufren las mujeres, también en la vida política
  • Tras una charla cordial y distendida, las concejalas han acordado en una declaración rechazar toda acción machista que cualquiera de ellas pueda sufrir; respetarse y dialogar, reconociéndose “como interlocutoras válidas en los asuntos de la vida política”, o “dar prioridad a la lucha contra la desigualdad entre hombres y mujeres”
  • En el texto también se comprometen a “visibilizar la doble discriminación que sufren muchas mujeres y apoyar todas aquellas medidas que contribuyan a mejorar esta situación: mujeres con discapacidad, mujeres inmigrantes, mujeres sin hogar y mujeres que encabezan familias monoparentales”
  • Asimismo, manifiestan su voluntad de “apoyar y promover el uso de un lenguaje no sexista”, como aparece recogido en la Ley de Igualdad de 2007

Galería de imágenes

Manuela Carmena se ha reunido en la alcaldía con concejalas de los cuatro grupos municipales. Posteriormente la alcaldesa y sus compañeras han asistido a la concentración sindical de la plaza de Cibeles

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha mantenido esta mañana un encuentro privado en el palacio de Cibeles con las concejalas de los cuatro grupos políticos que tienen representación en el Ayuntamiento con motivo del Día Internacional de las Mujeres. En un ambiente distendido, las concejalas han charlado sobre las formas de discriminación que sufren las mujeres por el hecho de serlo, también en la vida política.

Como resultado de la conversación, las concejalas han consensuado una declaración en la que se comprometen a “promover relaciones justas y positivas en la vida pública que contribuyan a eliminar la desigualdad y a favorecer el reconocimiento y empoderamiento de las mujeres en política”. Los puntos acordados van desde rechazar el trato machista hacia cualquiera de ellas, respetarse y dialogar, reconociéndose “como interlocutoras válidas en los asuntos de la vida política”, a “dar prioridad a la lucha contra la desigualdad entre hombres y mujeres”. También abogan por “visibilizar la doble discriminación que sufren muchas mujeres y apoyar todas aquellas medidas que contribuyan a mejorar esta situación”, y su voluntad de “apoyar y promover el uso de un lenguaje no sexista”, como aparece recogido en la Ley de Igualdad de 2007.

Tras la reunión, tanto la alcaldesa como las concejalas del equipo de gobierno se han sumado a la concentración convocada por los sindicados CCOO y UGT en la plaza de Cibeles con motivo del Día de la Mujer.

Texto íntegro de la declaración:

“Todas las mujeres hemos vivido trato desigual o discriminatorio en el ejercicio de nuestra profesión. Y eso también sucede en política.

A todas nosotras, independientemente del partido al que representemos, se nos ha juzgado por nuestro aspecto físico o por nuestra edad; a todas nosotras nos han hecho alguna vez referencia explícita a nuestra manera de vestir o de estar en los lugares públicos.

A todas se nos ha relacionado en el ejercicio de nuestra profesión con nuestra vida privada, nuestras parejas o el cuidado de nuestros hijos e hijas, del que pareciera que somos las únicas responsables.

A todas nos han interrumpido en alguna reunión, o han mirado a nuestros compañeros varones buscando la aprobación de nuestras palabras. A todas nos han tratado de relegar a un segundo plano o han puesto en cuestión nuestra capacidad para ser y estar en los puestos que ocupamos.

Frente a esta situación, hoy, 8 de marzo de 2018, todas las mujeres de la Corporación Municipal del Ayuntamiento de Madrid hacemos visible que nosotras, las mujeres en política, también sufrimos el machismo: soportamos los prejuicios y estereotipos que se nos asocian por el hecho de ser mujeres, la representación de una feminidad única y excluyente y una ausencia de prácticas de conciliación en la vida pública que nos permitan conciliar la vida personal, familiar y laboral.

Y, por ello, acordamos promover relaciones justas y positivas en la vida pública que contribuyan a la eliminar la desigualdad y a favorecer el reconocimiento y empoderamiento de las mujeres en política. Así, acordamos:

  1. Mostrar públicamente nuestro rechazo unánime a cualquier acción machista que cualquiera de nosotras pueda sufrir, tales como prejuicios o expresiones vejatorias e insultantes sobre nuestro físico, nuestra edad o nuestra forma de vestir.
  2. Desarrollar nuestra práctica política desde el respeto y el diálogo entre mujeres, reconociéndonos como interlocutoras válidas en los asuntos de la vida política.
  3. Visibilizar la doble discriminación que sufren muchas mujeres y apoyar todas aquellas medidas que contribuyan a mejorar esta la situación: mujeres con discapacidad, mujeres inmigrantes, mujeres sin hogar y mujeres que encabezan familias monoparentales.
  4. Dar prioridad a la lucha contra la desigualdad  entre hombres y mujeres y defender públicamente la necesidad de transversalizar la igualdad y de implementarla en todas las políticas públicas.
  5. Apoyar y promover  el uso de un lenguaje no sexista que nos represente a todas. (Así aparece recogido en la Ley Orgánica 3/2007 de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres)./

¿Te ha sido útil esta página?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar