Así lo ha asegurado Manuela Carmena en la reunión de alcaldes del llamado C40, en el marco de la cumbre del clima de París (COP 21)

“Para luchar contra el cambio climático la ciudadanía tiene que identificarse con la acción pública”

03/12/2015
  • Carmena ha participado en la reunión de alcaldes del llamado C40, una asociación de ciudades creada hace una decena de años para luchar contra el calentamiento climático, dentro de la cumbre del clima de París.
  • El Ayuntamiento se marca el objetivo de reducir las emisiones de gases contaminantes entre un 35 y un 40% en el horizonte de 2020.
  • La alcaldesa recuerda que el objetivo de las medidas adoptadas contra los episodios de contaminación no es recaudatorio y que el nuevo protocolo cambiará algunas de las medidas a adoptar durante episodios de alta contaminación.

Galería de imágenes

Diversos momentos de los encuentros mantenidos hoy entre Manuela Carmena y otros responsables del Ayuntamiento de Madrid en la Cumbre del Clima de París COP 21.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha participado, en el marco de la cumbre del clima en París (COP 21), en la reunión de alcaldes del llamado C40, una asociación de ciudades creada hace una decena de años para luchar contra el calentamiento climático. Reunión en la que junto a los regidores de París, Atenas, Copenhague, Estocolmo, Milán, Vancouver, Río de Janeiro, Accra y Sydney, Carmena ha asegurado que su objetivo es vincular a los madrileños en la lucha contra el calentamiento climático, "generando ilusión" para que "los ciudadanos se identifiquen con la acción pública".

Carmena ha afirmado que "tratamos de recuperar la ilusión de la gente y hemos visto que la respuesta ciudadana es importante cuando se identifican con los que lideran la ciudad"

En este encuentro Madrid informará sobre su intención de reducir las emisiones de gases contaminantes entre un 35 y un 40% en el horizonte de 2020, para lo que será necesario aplicar medidas de mitigación y de adaptación. Muchas de esas medidas ya están en los presupuestos de 2016 y están cifradas en unos 60 millones de euros, según ha explicado la delegada del Área de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, en París. Aunque más allá de las medidas específicas, Carmena pide "asociar a los ciudadanos" con la conciencia climática.

Con los datos de 2013, los últimos que maneja el consistorio, Madrid redujo las emisiones en torno al 30% con respecto a 2005, una bajada que ha tenido mucho que ver, según Carmena, con la caída de la actividad ligada a la crisis económica.

Episodios de contaminación en Madrid

En este escenario, la alcaldesa ha ofrecido como ejemplo los datos registrados en los dos recientes episodios de picos de contaminación que han llevado al Ayuntamiento a introducir medidas de restricción de la contaminación, la última todavía en activo hoy jueves, 3 de diciembre.

"Los datos de ayer y anteayer han sido extraordinarios, con una media de velocidad de 73 km/h. Eso significa que sin necesidad prácticamente de poner multas hay una respuesta ciudadana muy importante", según ha destacado Carmena. Quien ha recordado que en el anterior episodio de alta contaminación se pusieron en marcha las medidas con la intención de concienciar en lugar de castigar. En ese episodio, sólo con la restricción de aparcamientos en el centro (se llenaron un 20 % de los aparcamientos) y la limitación de velocidad, se consiguió reducir el nivel de emisiones de dióxido de nitrógeno hasta niveles normales.

Carmena no descarta nuevos episodios similares durante el invierno si no llueve y ha recordado que el actual protocolo de reducción de emisiones fue diseñado por la anterior corporación. La alcaldesa dice no estar de acuerdo con algunos de sus puntos. "A mi no me ha gustado nunca la medida de restringir el tráfico a las matrículas alternas", según ha manifestado la alcaldesa, quien ha asegurado que eso beneficia a los más favorecidos que "tienen la posibilidad hasta de elegir la matrícula cuando compran un vehículo". Por ello el Ayuntamiento está estudiando "otras medidas".

Otra de las medidas de las que ha hablado la alcaldesa en la cumbre, es la importancia de combatir el diesel en las grandes ciudades porque es responsable de la mayor parte de las emisiones de gases contaminantes. Por ello se ha marcado el objetivo de reducir entre el 30 y el 40% esos vehículos.

Carmena ha reconocido que les hubiera encantado acudir a la cita de París sin el episodio climático crítico que se está viviendo y que les tiene "muy preocupados", hasta el punto de que la delegada del Área de Medio Ambiente y Movilidad puede que regrese antes de lo previsto a la capital española. "Estamos aplicando unas actitudes nuevas y eso necesita apoyo y tutoría. Estamos pidiendo un nuevo comportamiento y nos parece importante estar al frente. Puede que Inés tenga que marcharse antes". /

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar