www.madrid.es

Centro Cultural Galileo

Está en:

Historia

Fachada del Centro Cultural Galileo

Fachada del Centro Cultural Galileo

El edificio se comenzó a construir en 1889 para ser usado como cocheras de las pompas fúnebres y posteriormente como tanatorio.

Ocupó gran parte de una manzana siguiendo la alineación de las calles Galileo, Fernando el Católico y Blasco de Garay. Fue el edificio de la Sociedad de pompas Fúnebres, conocido como la funeraria Galileo. Cuando en 1986 fue convertido en Centro Cultural, desapareció el último vestigio fúnebre del Distrito.

Tanto la disposición de los pabellones iniciales, dedicados en planta baja a cuadras y cocheras, como la estética arquitectónica, siguen las pautas marcadas por el lenguaje neomudéjar, resuelto sobre la base de muros de fábrica de ladrillo visto con sobria decoración, en una composición horizontal de dos plantas remarcada por una cornisa perimetral corrida y un impostado sobre ménsulas, interrumpido, sin embargo por salientes apilastrados que superponen en el trazado una secuencia de paños verticales en los que se abren los huecos. La monotonía repetitiva de las fachadas se rompe en la solución del chaflán, que conforma una suerte de achatado torreón, y en el centro de las mismas, donde se sitúan los grandes portones de acceso en cuerpos rematados por espadaña y perforados por vanos termales.

Arquitecto, Julio Martínez-Zapata Rodríguez: 1898 (P) 1898-1999 (O).

Ampliación: Julio Martínez-Zapata Rodríguez: 1905 (P) 1905-1907 (O).

Adaptación para Centro Cultural: Álvaro y Luis Hernández Gómez y María Victoria Haendler Mas : 1985 (P) 1986-1987 (O).

(Fuente: Guía de Arquitectura y Urbanismo de Madrid. Fundación COAM).

Ayuntamiento de Madrid, 2011. Todos los derechos reservados