www.madrid.es

Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas

Está en:

Comité Sectorial de Seguridad y Policía Municipal

Presidido por la Ciudad de Buenos Aires (2010-2012).

La UCCI decidió constituir un Comité sobre Seguridad y Policía Municipal en noviembre de 1990, en una reunión en Madrid donde, desde situaciones muy diferentes, los representantes de las ciudades miembros de la Unión llegaron a la conclusión del papel tan importante que representaría tener un cuerpo de policía local, en aquéllas ciudades que no contaban con ello en ese momento, así como la importancia de buscar la forma de implicar a los ciudadanos en la labor de la seguridad pública.

Las reuniones celebradas por el Comité han sido las siguientes:

• Madrid, noviembre 1990.
• San José de Costa Rica, noviembre 1991.
• São Paulo, julio 1992.
• México, agosto 1993.Asunción, septiembre 1994.
• Río de Janeiro, octubre 1995.
• Madrid, junio 1996.
• Panamá, noviembre 1997.
• México, D.F., agosto 1999.
• San José de Costa Rica, septiembre 2001.
• Guatemala, agosto 2003.
• São Paulo, junio 2004.
• Quito, marzo 2006.
• Bogotá, junio 2007.
• Madrid, octubre 2008 (conjuntamente con las "Jornadas Iberoamericanas sobre Seguridad Ciudadana").
• Buenos Aires, noviembre de 2010.
• Montevideo, marzo de 2012.

Entre los acuerdos y conclusiones adoptadas en las reuniones del Comité, cabe destacar:

• Se ha confirmado la necesidad de que, allá donde no exista, la Policía Municipal deberá contar con un reconocimiento de carácter jurídico en su calidad de Fuerza de Seguridad. Resulta importante la clara delimitación de las competencias propias de cada una de las Policías concurrentes sobre el mismo territorio. Las Leyes deben determinar con claridad la autoridad del Alcalde, Prefeito o Intendente sobre el cuerpo de Policía Municipal de su ciudad.

• Es evidente que en los últimos años se ha avanzado mucho en la profesionalización de los Cuerpos de Policía Municipal, no obstante, se debe continuar avanzando en el sentido de promover Planes de Carrera Profesionales que permitan la consolidación profesional, el ascenso dentro de la carrera mediante la promoción por mérito y capacidad y la estabilidad laboral del policía. Considerar una "política municipal" para mantener y fortalecer la institucionalidad de los Cuerpos de Policía Municipal.

• Además, deberá profundizarse en la formación permanente de los policías, con especial énfasis en la enseñanza de las nuevas tecnologías puestas al servicio de la función policial. Resulta también muy importante, la actualización en materia legislativa y sobre los nuevos delitos.

• En los últimos años, los gobiernos locales de las ciudades capitales iberoamericanas han recibido una demanda social creciente en materia de seguridad ciudadana. En virtud de ello, se recomienda el establecimiento de las bases necesarias para el desarrollo de las Policías Locales, en el marco de su legislación, en la búsqueda de fórmulas que permitan a los gobiernos locales contribuir con la autoridad necesaria al fomento y promoción de la seguridad ciudadana. En este sentido, deben impulsarse las necesarias transferencias de competencias y recursos en materia de seguridad.

• La mayoría de los gobiernos locales, aprecian actualmente, que la seguridad está sometida a fenómenos de profunda transformación social, por lo que apuestan por nuevos modelos de Seguridad, donde ésta se conciba como la prestación de un servicio público que garantice una ciudad segura y un vecino protegido.

• Los principios que rigen estos nuevos modelos de gestión de seguridad se basan en la prevención, cercanía, participación ciudadana y la solidaridad.

• Las líneas estratégicas, en esta nueva concepción de Seguridad, han de contemplar: la generación de seguridad ciudadana, el establecimiento de canales permanentes de relación con el ciudadano, el fomento de políticas preventivas que incidan en la seguridad ciudadana y la facilitación de la convivencia vecinal.

• Se recomienda a los Gobiernos Locales que mejoren el diseño del espacio público y de los equipamientos urbanos, para disminuir así las ocasiones del delito y mejorar la percepción de la seguridad entre los habitantes de la ciudad.

• La recuperación del Patrimonio Histórico, para su uso público, se ha revelado como un factor fundamental para el desarrollo sostenible de nuestras ciudades.

• Se debe fomentar la cooperación bilateral y regional, atendiendo a la influencia zonal de una o más ciudades y en base a problemas comunes. En este ámbito de la cooperación, entre ciudades, resulta recomendable el impulso a la creación de Observatorios o entidades para el estudio sobre la Seguridad Ciudadana, como herramienta fundamental para la definición de políticas públicas en materia de seguridad. También, la cooperación debería ser prioritaria con aquellos países que han emergido de situaciones de violencia civil, promoviendo la implementación de estrategias en materia de prevención y seguridad.

La eficacia en materia de seguridad de los gobiernos locales de las ciudades capitales iberoamericanas camina en el sentido de la consolidación de una cultura de paz, más allá de los límites territoriales.

Ayuntamiento de Madrid, 2011. Todos los derechos reservados