www.madrid.es

medios de comunicación

Está en:
Noticias

02.06.2008

Villanueva presenta los datos del Barómetro de Economía, que revelan una importante disminución de las diferencias entre los barrios de Madrid

Los 21 distritos madrileños tienen una renta per cápita superior a la media española

  • Chamartín, con 22.564 euros, y Salamanca, con 22.255 euros, son los distritos con mayor renta per cápita
  • ncluso los distritos de la parte baja de la clasificación, como Villaverde (15.594 euros) y Puente de Vallecas (15.803 euros), están un 16% por encima de la media nacional
  • El distrito en el que más actividad económica se realiza, en términos absolutos, es Salamanca, con 10.710 millones de euros, seguido de Chamartín, Tetuán y Ciudad Lineal
  • Barajas, al alojar al décimo aeropuerto del mundo, está muy especializado en actividades de transporte aéreo y logística. Y emplea a una población casi un 50% superior a la que reside en el distrito
  • Madrid se mantendrá alejada de cualquier situación de recesión: reducirá sus expectativas de crecimiento, pero estará por encima del resto de grandes centros urbanos europeos

Todos y cada uno de los 21 distritos de la Ciudad de Madrid tienen una renta disponible per cápita superior a la media en España. A la cabeza se encuentran Chamartín y Salamanca, con 22.564 y 22.255 euros, respectivamente. En la parte baja de la clasificación están Villaverde, con 15.594 euros, y Puente de Vallecas, con 15.803 euros. Incluso estos últimos están un 16% por encima de la media nacional. Son datos del estudio realizado por el Área de Economía del Ayuntamiento, que revela que las diferencias en este ámbito entre unos distritos y otros son “sustancialmente” menores a las registradas en el año 2000.

El delegado de Economía, Miguel Ángel Villanueva, ha presentado hoy el número 16 del Barómetro, que recoge la nueva estimación de la renta per cápita de los distritos de la Ciudad hasta 2005, el año más cercano posible. Los datos hasta ahora disponibles correspondían a 2000.

Si bien es cierto que todavía existe una cierta descompensación a favor de los distritos centrales, puntualizó Villanueva, las diferencias son esencialmente más reducidas. En 2005 la renta disponible bruta per cápita de los hogares de la Ciudad de Madrid era de 19.076 euros, y el diferencial máximo hacia arriba o hacia abajo sobre esta cifra está en torno a los tres mil euros.

Villanueva recordó que San Blas fue el primer distrito para el que este Ayuntamiento estableció un Plan Especial de Inversión. Ha pasado de tener una renta inferior en un 22% a la media de la ciudad a estar casi en ese nivel medio (apenas un 2% por debajo). Todos los distritos que disponían de una renta inferior a la media en el año 2000, insistió, han reducido esa brecha. Aunque los distritos de mayor renta la han incrementado, lo han hecho en menor proporción, por lo que se reduce el diferencial respecto a la media.

Distribución de la producción
El apartado de equilibrio territorial incluido en el Barómetro Municipal, además de analizar la renta disponible, también estudia la distribución de la producción. Según la contabilidad municipal de la Ciudad de Madrid de 2005, la denominada almendra central genera un valor añadido muy superior al que le correspondería por su población. Con un tercio de los ciudadanos y un 7% de la superficie, concentra el 52% de la producción y el 51% de todo el empleo de la metrópoli. En definitiva, en los distritos del centro hay una mayor actividad económica que en el resto de Madrid. Sin embargo, la productividad es muy similar.

Lo que sí genera diferencias en términos de productividad, continuó Villanueva, es la especialización económica de los distritos. En el extremo superior aparece Barajas, con un valor añadido de 71.618 euros por trabajador, seguido de Salamanca y Chamartín. En el otro lado está Moratalaz, con 30.339 euros de valor añadido por trabajador, seguido de varios distritos del sur metropolitano, que tienen un claro predominio de los espacios residenciales frente al terciario avanzado, más localizado en torno al eje de La Castellana, Barajas y en las carreteras de Burgos y de La Coruña.

En términos absolutos, el distrito en el que más actividad económica se realiza es Salamanca, con 10.710 millones de euros, seguido de Chamartín, Tetuán, y Ciudad Lineal. En el extremo contrario se encuentran Vicálvaro, con 547 millones, Moratalaz, Usera y Latina.

La dinámica de los últimos años refleja que han sido estos distritos con menor peso económico los que mayor crecimiento han experimentado. Así, Moratalaz, Latina y Puente de Vallecas registran crecimientos superiores al 50% en el periodo 2002-2005, mientras que Barajas y Chamartín –ambos con una de las más altas producciones per cápita– se sitúan en el otro extremo. “Se ha experimentado una nítida tendencia al reequilibrio”, constató Villanueva, “aunque aún existen claras especializaciones funcionales por distritos”.

Productividad y empleo
Hay distritos que generan mucha actividad y de muy alta productividad, atrayendo para ello a numerosa población de otros barrios. El caso más destacado es Barajas que, al alojar al décimo aeropuerto del mundo, está muy especializado en actividades de transporte aéreo y logística, y da empleo a una población casi un 50% superior a la que aquí reside. En esta misma línea, pero no tan acusada, están Salamanca y Chamartín, con una gran capacidad para generar empleo.

Sin tanta capacidad de generación de empleo, pero sí con un alto componente de productividad, destacan distritos como Villa de Vallecas, Hortaleza y, sobre todo, Ciudad Lineal.

Relación producción-renta
Del análisis conjunto de las variables producción y renta efectuado en el Barómetro, se percibe cierta relación entre ambas, que pueden clasificarse como tres tipologías de distritos:

1. Los que superan a la media en términos de Valor Añadido Bruto y renta per cápita: Son todos los distritos centrales, excepto Arganzuela, pero incluyendo Moncloa-Aravaca, y también Barajas.
2. Los distritos que se mueven en torno a la media en ambas variables como Arganzuela, Fuencarral-El Pardo, Ciudad Lineal, Hortaleza y San Blas.
3. Por último, los que están por debajo de la media, tanto en términos de actividad económica como de nivel de renta. En éstos, la diferencia en renta es ya mucho menor.

A pesar de que se están recortando las diferencias entre unos barrios y otros, el Ayuntamiento continuará trabajando con instrumentos como los Planes Especiales de Inversión para que continúe esta dinámica de cohesión territorial, clave del desarrollo social y económico de Madrid.

Coyuntura económica
A pesar de la coyuntura económica por la que atraviesa España, afirmó Villanueva, Madrid se mantendrá alejada de cualquier situación de recesión. La capital reducirá sus expectativas de crecimiento, pero estará por encima del resto de grandes centros urbanos europeos.

El sector servicios representa en Madrid más del 80% de la actividad económica y es el más estable. El turismo crece al 5% acumulado en los últimos doce meses (el extranjero aumenta más del 8% anual).

La metrópoli es polo de atracción empresarial: de las casi 5.000 multinacionales localizadas en España, el 40% están en Madrid o en su área metropolitana. Las empresas extranjeras localizadas en Madrid generan cerca del 40% del total nacional, muy lejos de Barcelona, que alcanza el 7,6%, y que es superada incluso por Alcobendas, con el 7,7%.

Después de Londres y junto a París y Frankfurt, Madrid está a la cabeza del mercado financiero europeo, y es el noveno mercado bursátil del mundo por capitalización. /

Ayuntamiento de Madrid, 2011. Todos los derechos reservados