La aprobación del Plan de Renovación Urbana del Entorno del Manzanares abre un periodo de información, participación pública y consenso

El Río renueva su <i>fachada</i>

21/01/2010
  • El Plan de Renovación Urbana del Entorno del Río Manzanares impulsa el proceso de transformación iniciado con el soterramiento de la M-30 en la zona suroeste
  • Extenderá al patrimonio edificado los criterios de calidad y sostenibilidad que inspiran el proyecto Madrid Río, ahora en ejecución, así como las directrices del Plan de Calidad del Paisaje Urbano
  • El ámbito del Plan discurre por los distritos de Moncloa-Aravaca, Centro, Arganzuela, Latina, Carabanchel y Usera, coincidiendo con las manzanas que forman la fachada con frente al río y la avenida de Portugal
  • En el ámbito de actuación residen 77.694 personas y existen 1.848 edificios, 29.727 viviendas y 3.104 locales dedicados a actividades  económicas
  • Esta iniciativa supone una nueva oportunidad para que los vecinos de la zona renueven sus viviendas con el impulso y la colaboración municipal

Galería de imágenes

La propuesta inicial del Plan de Renovación Urbana del Entorno del Río Manzanares ha sido aprobada por la Junta de Gobierno esta mañana y comienza así un periodo de información, participación pública y consenso que dará paso a su aprobación definitiva. El Plan es una herramienta de gestión urbanística que viene a impulsar el proceso de transformación iniciado con el soterramiento de la M-30 en la zona suroeste. Continúa con la creación de un gran parque sobre las superficies liberadas del tráfico, mediante el proyecto Madrid Río, y se culminará ahora con el establecimiento de las bases estratégicas para mejorar el patrimonio edificado en este ámbito.

El Plan ha sido redactado por el equipo Arquitectos, Urbanistas e Ingenieros Asociados (AUIA), seleccionado en concurso público, y por los servicios técnicos de la Coordinación General de Urbanismo. Su elaboración  supone extender al patrimonio edificado y al espacio libre de este ámbito los criterios de calidad y sostenibilidad que inspiran el proyecto Madrid Río, actualmente en ejecución sobre suelo público, así como las directrices del Plan de Calidad del Paisaje Urbano.

Hay que destacar que la inversión ha sido de carácter público y sin generación de aprovechamiento lucrativo alguno. En el ámbito privado, se trata  de dinamizar un proceso de adecuación acorde con la transformación realizada a través de los proyectos Calle 30 y Madrid Río, contribuyendo a este nuevo proceso desde la participación pública, mediante ayudas a los vecinos para renovar todas las fachadas y traseras del río. Esta iniciativa supone, sin duda, una nueva oportunidad para que los vecinos incluidos en la delimitación geográfica del Plan puedan renovar sus viviendas con el impulso y la colaboración municipal.

Estrategia innovadora e integral
Para ello se establece una estrategia innovadora de carácter integral que combina la rehabilitación de la edificación privada y la revitalización de las actividades sociales y económicas, contribuyendo a transformar las relaciones entre el centro histórico, el río y los distritos limítrofes.

El Plan se extiende a una superficie de 390 hectáreas, de las que 144 son de titularidad privada. El ámbito del Plan discurre por los distritos de Moncloa-Aravaca, Centro, Arganzuela, Latina, Carabanchel y Usera, coincidiendo con las manzanas que forman la fachada con frente al río Manzanares y la avenida de Portugal.

Para la elaboración del Plan se ha partido de un estudio previo de la situación urbanística, sociológica y económica que se ha tenido en cuenta a la hora de establecer los objetivos y medidas a adoptar. De acuerdo con este estudio, en el ámbito de actuación residen 77.694 personas y existen 1.848 edificios, 29.727 viviendas y 3.104 locales dedicados a actividades  económicas. Destaca la falta de adecuación de las viviendas y edificios a criterios funcionales y ambientales y la existencia de una red de locales comerciales muy deteriorada en la fachada del río, pero con gran potencial revitalizador. Un dato significativo es que 499 edificios, casi el 30% del total, carecen de ascensor.

Rehabilitación sostenible
El Plan establece dos líneas de actuación. En primer lugar, la Rehabilitación, cuyo objetivo es poner en valor  la edificación, adecuándola a nuevos criterios funcionales, medioambientales y estéticos, mejorando de esta forma las condiciones sociales y económicas del ámbito. Contempla cinco tipos de rehabilitación, que pueden darse  simultáneamente. Cuatro de ellos  están dirigidos a edificios y viviendas (Rehabilitación Sostenible, Rehabilitación Sostenible Básica, Rehabilitación Sostenible de la Escena Urbana y Rehabilitación Sostenible Básica y de la Escena Urbana) y uno a la rehabilitación del zócalo comercial, que pretende su reactivación en consonancia con la transformación urbana del ámbito, potenciando el comercio de barrio. Las actuaciones de rehabilitación  podrían extenderse a casi 22.000 viviendas y  2.101 locales. 

Renovación urbana
La segunda línea de actuación es la Revitalización y Renovación, que supone  incorporar nuevos usos y actividades mediante la modificación del marco urbanístico y arquitectónico, incluyendo la posible construcción de nuevos edificios, y generando focos que impulsen la transformación social y económica del ámbito. Para abordar este tipo de actuaciones, el Plan delimita nueve Conjuntos de Renovación Urbana con una superficie de 47 hectáreas. Estos Conjuntos son áreas de centralidad con gran potencial  para la regeneración y transformación física, social y económica del ámbito. Integran y hacen compatibles la rehabilitación y la nueva edificación, buscan la mayor colaboración público-privada y posibilitan la incorporación de nuevos usos y actividades.  Para estos conjuntos, el Plan propone ideas genéricas de actuación, no vinculantes, que deberán ser objeto de concertación con los agentes implicados.

El primer Conjunto de Renovación Urbana es el de Legazpi-Glorieta de Cádiz, donde se propone extender el efecto dinamizador de las actuaciones municipales en Matadero Madrid y Mercado de Frutas y Verduras, así como el del futuro intercambiador de la plaza de Legazpi, desde esta plaza hasta la glorieta de Cádiz, creando un foco de centralidad cultural y de innovación.

El segundo Conjunto se sitúa en el entorno del puente de la Princesa, donde se propone coordinar las actuaciones de urbanización con el proyecto Madrid Río, redefiniendo además los usos existentes.

El tercero se localiza en Antonio López números 109 y 111, donde el objetivo es generar un nuevo foco terciario, de ocio y de innovación en la fachada de la margen derecha del río, mejorando la comunicación entre los distritos de Usera y Arganzuela y facilitando así la extensión de las dinámicas urbanas generadas por la transformación del Matadero.

El cuarto se concreta en el entorno del Puente de Praga, donde mediante la  concertación con el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX), adscrito al Ministerio de Fomento, se propone sustituir el uso del edificio actualmente dedicado a Centro de Estudios de Puertos y Costas, para albergar otros que contribuyan a la revitalización económica.

En quinto lugar, en el Conjunto situado entre el puente de Toledo y el futuro puente monumental de Arganzuela, diseñado por Dominique Perrault para el proyecto Madrid Río, se plantea modificar el planeamiento urbanístico a fin de crear un nuevo frente a la avenida del Manzanares, con renovación de edificaciones y generación de un nuevo conjunto residencial, terciario y dotacional.

En el entorno del estadio Vicente Calderón- Mahou y paseo de San Illán, el objetivo es generar un nuevo enclave urbano singular a través de la operación urbanística de transformación de este ámbito, ya en marcha, ampliando su efecto renovador al entorno inmediato de la glorieta de Pirámides y a la margen derecha  en la zona comprendida entre la avenida del Manzanares y el paseo de San Illán.

En séptimo lugar, en el Conjunto de la Ermita del Santo, se propone articular el frente del río con el distrito de Latina,  renovando el centro comercial de la Ermita del Santo y su entorno, mediante la revisión de usos y actividades, con posible modificación del planeamiento urbanístico, lo que permitirá mejorar la continuidad comercial entre el paseo de la Ermita del Santo y la avenida del Manzanares.

En octavo lugar, se encuentra la antigua subestación de Iberdrola, donde se propone reconsiderar la actual ordenación existente, con el fin de mejorar la imagen arquitectónica del ámbito y garantizar su integración en el proyecto Madrid Río.

Finalmente, el noveno Conjunto de renovación urbana se sitúa alrededor del Puente de Segovia, donde se pretende llevar a cabo un proceso de concertación con el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX) de tal manera que, manteniendo el magnífico edificio existente, obra de Miguel Fisac,  se reconsideren los usos actuales y, junto a los viveros y otros equipamientos existentes en la zona, se destinen todos ellos a usos cívicos y culturales.

Financiación
En cuanto a la financiación de las actuaciones, por lo que se refiere a la rehabilitación de viviendas se cuenta con la línea de ayudas para la rehabilitación sostenible que promueve la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo y se pretende establecer un nuevo marco de financiación conjunto con otras administraciones competentes en materia de rehabilitación de vivienda, incrementándose la coordinación.  En cuanto a los Conjuntos de Renovación Urbana, se trata de ámbitos privados que deberán autofinanciarse después de un proceso de concertación.

Para el impulso y la ejecución del Plan, se prevé crear en la misma Área de Urbanismo y Vivienda un departamento único, encargado de su dirección, gestión, control y seguimiento, coordinando las competencias municipales de planeamiento, edificación, vivienda y urbanización en un ámbito que se extiende por seis distritos.

Con carácter previo a la aprobación del Plan, se abrirá un proceso de participación ciudadana de tres meses, a contar desde el informe a la Junta de Gobierno que se ha realizado hoy. El Plan se presentará en este periodo a los consejos territoriales de distrito, Mesa por la Rehabilitación, Mesa por la Calidad del Paisaje Urbano, Colegio de Arquitectos, ASPRIMA y otras entidades profesionales. Además se podrá acceder a su contenido a través de la web municipal y de los puntos de información del proyecto Madrid Río, situados en el puente de Segovia, la glorieta del Marqués de Vadillo y la Junta de Arganzuela.

La aprobación del Plan tendrá lugar en el segundo trimestre de este año, tras el estudio y aceptación, en su caso, de las sugerencias presentadas. Esta iniciativa refleja un modelo de planificación urbanística estratégica, participativa y de carácter integral, que permitirá avanzar en el reequilibrio territorial y social de la ciudad./

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar