Servicios Veterinarios

Infracciones y sanciones en materia de animales potencialmente peligrosos

Medidas especiales en relación con la tenencia de animales potencialmente peligrosos

Con carácter general (aplicación a cualquier animal de compañía), la actual ordenanza reguladora de la Tenencia y Protección de los Animales del Ayuntamiento de Madrid señala, entre otras obligaciones que "El propietario o tenedor de un animal adoptará las medidas necesarias para evitar que la posesión, tenencia o circulación del mismo pueda infundir temor, suponer peligro o amenaza, u ocasionar molestias a las personas".

Así mismo, es obligatorio proporcionarle un alojamiento adecuado, y en buenas condiciones higiénico-sanitarias, facilitándole la alimentación y bebida necesarias para su normal desarrollo, y sometiéndolo a los tratamientos veterinarios curativos o paliativos que pudiera precisar.

Sin perjuicio de lo señalado en el párrafo anterior, en el caso de animales calificados como potencialmente peligrosos, la normativa de aplicación, establece condiciones especiales para su circulación y tenencia, y que son:

  • Mientras sean mantenidos en espacios privados, dispondrán de un recinto con cerramiento perimetral completo y de altura y materiales adecuados que eviten, tanto su libre circulación, como la salida a espacios públicos o privados de uso común sin el debido control y sujeción, garantizando la seguridad de las personas.
  • Los animales no podrán permanecer continuamente atados salvo que el medio utilizado permita su movilidad, y deberá existir, en cualquier caso, un cartel que advierta visiblemente de su existencia.
  • Las salidas de estos animales a espacios públicos o privados de uso común se realizarán en todo momento bajo el control de una persona responsable, mayor de edad. En el caso de los perros, será obligatoria la utilización de bozal adecuado a su tamaño y raza así como una cadena o correa resistente de menos de dos metros de longitud, no pudiendo circular sueltos en ningún supuesto y bajo ninguna circunstancia.
  • La presencia de animales potencialmente peligrosos por la vía pública exigirá que la persona que los conduzca y controle lleve consigo la licencia de administrativa, así como certificación acreditativa de la inscripción del animal en el Registro Municipal de Animales Potencialmente Peligrosos.

Quizá también te interese ...