Leer en Ángel González

La revista de libros 'Los diablos azules' apoya los clubes de lectura de la Biblioteca Ángel González.

Por club de lectura entendemos toda reunión periódica para hablar en torno a un libro, seleccionado con anterioridad y leído por los integrantes del grupo. La gran aceptación que tienen los clubes se debe a que reúnen dos alicientes, la lectura personal e íntima y la posibilidad de compartir esa lectura con otras personas. En la biblioteca pública municipal Ángel González, en Madrid, contamos con tres variantes de esta misma actividad.

La primera incluye un moderador que dirige la charla, controla turnos de palabra, recoge y transmite al grupo el mensaje contenido en el libro y plantea preguntas que estimulen la intervención de todos los miembros del grupo; se habla del tiempo narrativo, los giros de la trama, el género, el espacio, el punto de vista del narrador, la credibilidad de la obra, el formato, la portada, los personajes y el argumento. La línea ideal de un club es la que mezcla el aprendizaje con el debate, la literatura con la socialización. En estos casos el grupo es de un máximo de 15 personas y los libros son prestados por la propia biblioteca, que los obtiene del fondo específico de títulos para clubes de lectura de la Unidad Central de Bibliotecas. Las labores de coordinación las pueden llevar a cabo bibliotecarios o terceras personas, invitadas o contratadas, en todo caso, es importante no variar de coordinador con frecuencia.

 

La segunda modalidad de club de lectura, denominada en nuestra biblioteca Reunión literaria, surgió a petición de un grupo numeroso de usuarios que no tenían plaza en el club de lectura al uso. En este caso, la selección del libro a leer no la realiza el coordinador propuesto por la biblioteca, sino que son los participantes los que gestionan las lecturas y el funcionamiento de la actividad; son también ellos quienes se encargan de conseguir los ejemplares que necesitan.

 

Por último, existe otro tipo de club de lectura, en este caso, clubes de lectura fácil, en los que los libros son adaptaciones al formato de lectura fácil y que va dirigido a un grupo de usuarios con dificultades en la comprensión lectora.

Los clubes de lectura son una más de las herramientas que utiliza la biblioteca pública en su labor de consolidación de hábitos lectores, promoción del patrimonio cultural, en este caso, a través de la literatura, y de fomento del diálogo, la cohesión, la convivencia y el desarrollo personal, dentro de un marco de universalidad y gratuidad que quiere acercarse a todos.

 

Quizá también te interese ...

¿Te ha sido útil esta página?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar