Su objetivo es proteger a los ciudadanos de una exposición elevada de dióxido de nitrógeno

Protocolo de medidas para episodios de alta contaminación

05/02/2015
  • Se trata de prevenir situaciones de alta concentración de dióxido de nitrógeno y que éstas se prolonguen en el tiempo
  • Se establecen distintos escenarios para aplicación de medidas informativas y medidas de restricción de tráfico
  • Las medidas son graduales y  serán más restrictivas si el episodio de contaminación se agudiza y se mantiene en el tiempo
  • Entrará en vigor el 1 de marzo de 2015

Galería de imágenes

Imagen de Madrid

“La ciudad de Madrid no ha tenido nunca una situación de alerta por contaminación, según la directiva de la Unión Europea, y las situaciones en las que se han dado episodios de elevados niveles de concentración de dióxido de nitrógeno (NO2) son muy esporádicas”. Ha declarado la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Junta de Gobierno. “No obstante, para proteger a los ciudadanos de una exposición elevada de este contaminante, que se da fundamentalmente en periodos de estabilidad atmosférica, la Junta de Gobierno ha aprobado, de forma definitiva, el nuevo protocolo de actuación ante episodios de alta contaminación por este contaminante que entrará en vigor el 1 de marzo”.


La aprobación inicial se realizó el 17 de julio y, tras el periodo de información pública y consulta a instituciones y organismos colaboradores en la aplicación práctica de este protocolo, se aprueba un nuevo documento  que integra aquellas aportaciones que enriquecen y clarifican el texto propuesto inicialmente.


Este protocolo tiene  un  carácter preventivo que se aplicará en los casos en los  que, aún sin llegar a alcanzarse los niveles de alerta, puedan registrarse niveles excepcionalmente elevados de dióxido de nitrógeno. En esos casos se prevé la adopción de medidas extraordinarias para evitar un incremento de los niveles  y limitar la duración de estos episodios.
El fin último es logar una mayor protección de los ciudadanos, reduciendo al máximo las situaciones de riesgo a una exposición elevada de NO2.


Para ello, se han establecido distintos escenarios en los que se adoptarán, de forma gradual, medidas informativas, de restricción de tráfico y de promoción del transporte público, dependiendo de los niveles alcanzados, de la previsión meteorológica y, por tanto, de la previsión de duración del episodio.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar