Ciencia

Ciencia

Desde su transformación de la mano de Carlos III, el Paisaje de la Luz ha constituido la columna vertebral de la ciencia española: el Gabinete de Historia Natural, hoy Museo del Prado, el Observatorio Astronómico y el Real Jardín Botánico, estas últimas instituciones que siguen vivas en nuestros días.

Interrumpido este proceso con los duros tiempos de la Guerra de la Independencia y del reinado de Fernando VII, la ciencia volvería a este espacio lentamente para quedarse de forma definitiva a finales del siglo XIX y sobre todo con la Edad de Plata de la cultura española: la investigación científica, con la figura de Santiago Ramón y Cajal, y la instrucción superior, la Escuela de Ingenieros y la Facultad de Medicina. Todos ellos han dejado su impronta en sedes monumentales, en algunos casos con los mismos usos para los que se gestaron.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar