Ampliación de la cobertura del bono social a los consumidores vulnerables en situación de ERTE, desempleo o circunstancias que impliquen una pérdida sustancial de ingresos

Desde 30 de septiembre de 2020, cuando el titular del suministro, o alguno de los miembros de su unidad familiar, se encuentren en situación de desempleo, Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE), o ha visto reducida su jornada por motivo de cuidados, en caso de ser empresario, u otras circunstancias similares que supongan una pérdida sustancial de ingresos, no alcanzando por ello el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar, en el mes anterior al momento en que se presenta la solicitud del bono social completa, con toda la documentación requerida, las siguientes cantidades:

  • 1,5 veces la doceava parte del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) de 14 pagas, en el caso de que no forme parte de una unidad familiar o no haya ningún menor en la unidad familiar;
  • 2 veces la doceava parte del índice IPREM de 14 pagas, en el caso de que haya un menor en la unidad familiar;
  • 2,5 veces la doceava parte del índice IPREM de 14 pagas, en el caso de que haya dos menores en la unidad familiar.

Cuando el contrato de suministro de la vivienda habitual de un profesional por cuenta propia o autónomo esté a nombre de la persona jurídica, el bono social deberá solicitarse para la persona física, lo que implicará un cambio de titularidad del contrato de suministro.

En cualquier caso, esta consideración de consumidor vulnerable y, por tanto, el derecho a percibir el bono social en los términos que corresponda, se extinguirá con fecha 30 de junio de 2021, sin perjuicio de la posibilidad de acogerse a dicha condición en cualquier momento anterior o posterior a esa fecha al amparo del resto de supuestos previstos en el Real Decreto 897/2017, de 6 de octubre.

Para acreditar la condición de consumidor vulnerable definida en este supuesto y solicitar la percepción del bono social, el consumidor debe remitir a un comercializador de referencia, a través de la dirección de correo electrónico que aparezca en su página web la siguiente documentación acreditativa:

  • En caso de situación legal de desempleo, mediante certificado expedido por la entidad gestora de las prestaciones.
  • En caso de cese de actividad de los trabajadores por cuenta propia, mediante certificado expedido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o el órgano competente de la Comunidad Autónoma, en su caso, sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado.
  • Copia del NIF o NIE del titular del punto de suministro y, en caso de que forme parte de una unidad familiar, copia del NIF o NIE de cada uno de los miembros para los que dicho documento sea obligatorio.
  • Certificado de empadronamiento en vigor, individual o conjunto, del titular del punto de suministro o de todos los miembros de la unidad familiar.
  • Libro de familia, en el caso de que exista unidad familiar.
  • Declaración responsable del solicitante relativa al cumplimiento de los requisitos exigidos. 

Los multiplicadores de renta respecto del índice IPREM de 14 pagas mencionados en el apartado se incrementarán, en cada caso, en 0,5, siempre que concurra alguna de las siguientes circunstancias especiales: 

  • Que el titular del suministro o alguno de los miembros de la unidad familiar tenga una discapacidad reconocida igual o superior al 33%.
  • Que el titular del suministro o alguno de los miembros de la unidad familiar acredite la situación de violencia de género.
  • Que el titular del suministro o alguno de los miembros de la unidad familiar tenga la condición de víctima del terrorismo.
  • Que el titular del suministro o alguno de los miembros de la unidad familiar se encuentre en situación de dependencia reconocida de grado II o III, conforme a lo establecido en la legislación vigente.
  • Que el titular del suministro acredite que la unidad familiar está integrada por un único progenitor y, al menos, un menor. 

Concepto ordinario de consumidor vulnerable

Asimismo, fuera del caso extraordinario mencionado anteriormente y a efectos de la solicitud del bono social, para tener la consideración de consumidor vulnerable es necesario cumplir alguno de los siguientes requisitos: 

a)   Que su renta o, en caso de formar parte de una unidad familiar, la renta conjunta anual de la unidad familiar a que la pertenezca sea igual o inferior:

  • a 1,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) de 14 pagas, en el caso de que no forme parte de una unidad familiar o no haya ningún menor en la misma;
  • a 2 veces el índice del IPREM de 14 pagas, en el caso de que haya un menor en la unidad familiar;
  • a 2,5 veces el índice del IPREM de 14 pagas, en el caso de que haya dos menores en la unidad familiar.

Los multiplicadores de renta respecto del índice IPREM de 14 pagas mencionados en el apartado se incrementarán, en cada caso, en 0,5, siempre que concurra alguna de las siguientes circunstancias especiales: 

  • Que el titular del suministro o alguno de los miembros de la unidad familiar tenga una discapacidad reconocida igual o superior al 33%.
  • Que el titular del suministro o alguno de los miembros de la unidad familiar acredite la situación de violencia de género.
  • Que el titular del suministro o alguno de los miembros de la unidad familiar tenga la condición de víctima del terrorismo.
  • Que el titular del suministro o alguno de los miembros de la unidad familiar se encuentre en situación de dependencia reconocida de grado II o III, conforme a lo establecido en la legislación vigente.
  • Que el titular del suministro acredite que la unidad familiar está integrada por un único progenitor y, al menos, un menor. 

b)   Las familias numerosas.

c)   Que el propio consumidor, o bien todos los miembros de la unidad familiar, sean pensionistas del Sistema de la Seguridad Social por jubilación o incapacidad permanente, percibiendo la cuantía mínima vigente en cada momento para dichas clases de pensión, y no perciban otros ingresos cuya cuantía agregada anual supere los 500 euros.

Tendrá la consideración de consumidor vulnerable severo: 

Cuando cumpliendo los requisitos anteriores, el consumidor y, en su caso, la unidad familiar a la que pertenezca tenga una renta anual inferior o igual al 50% de los umbrales establecidos en el apartado a). 

Será considerado consumidor en riesgo de exclusión social: 

El consumidor que reúna los requisitos para ser vulnerable severo y que sea atendido por los servicios sociales de una Administración Pública que financie al menos el 50% del importe de su factura. Este suministro será considerado suministro de electricidad esencial. 

También será considerado suministro esencial (y no podrá ser suspendido en ningún caso) el que corresponda a unidades familiares vulnerables en las que haya, al menos, un menor de 16 años o con algún miembro en situación de dependencia reconocida de grado II o III, o con discapacidad reconocida igual o superior al 33 %. La vulnerabilidad social se acreditará mediante documento expedido por los servicios sociales de las Administraciones Públicas competentes. 

Póngase en contacto con su empresa comercializadora para formular cualquier reclamación o solicitar mayor información al respecto. 

Si el problema no se resuelve, puede presentar su reclamación ante la OMIC del Ayuntamiento de Madrid que seguirá atendiéndole telemáticamente: 

RECUERDE: 

  • Como consumidor tiene unos derechos y unas obligaciones. Infórmese antes de contratar un servicio. Consulte www.madrid.es/consumo
  • También puede contactar con la OMIC para resolver sus dudas a través del correo electrónico: omiccentral@madrid.es 
  • Realice un consumo responsable, informado y sostenible.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar