Ventajas

- Para la Administración
- Para las empresas
- Para las personas consumidoras y usuarias

Para las empresas
La implantación de Códigos de Buenas Prácticas permite el autocontrol de la actividad desarrollada por parte de las empresas e implica la adopción voluntaria de una serie de compromisos de mejora continua, contribuyendo a elevar el nivel de calidad y seguridad legalmente establecidos y mejorar la imagen de sus establecimientos, diferenciándose de la competencia.

Para las personas consumidoras y usuarias
El cumplimiento de los Códigos de Buenas Prácticas por parte de las empresas supone una mejora de los servicios prestados a su clientela, contribuye a aumentar el nivel de satisfacción y confianza de esta.

Para la Administración
La elaboración de Códigos de Buenas Prácticas constituye un procedimiento eficaz para garantizar a la ciudadanía consumidora su seguridad y sus legítimos intereses económicos, al facilitar el cumplimiento de la legislación aplicable a los distintos sectores comerciales, contribuyendo a su autorregulación, así como promover la participación de las asociaciones empresariales y de consumidores.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar