Créditos al consumo durante la crisis sanitaria provocada por el COVID-19

Ante la contratación de tratamientos dentales, estéticos, cursos de idiomas u otros servicios, para cuyo abono le hayan ofertado financiación desde la empresa prestadora de dichos servicios, estamos ante un crédito vinculado al consumo, si dicho crédito sirve exclusivamente para pagar la adquisición del bien o el servicio prestado. 

Si usted se encuentra en situación de vulnerabilidad económica, se han establecido una serie de medidas que facilitan el abono de dichos créditos vinculados y de los préstamos personales que tenga concedidos. Para ello, podrá solicitar de la empresa, hasta un mes después del fin de la vigencia del estado de alarma, en el caso de los créditos vinculados, y ante la entidad financiera en cuanto a los préstamos personales, la suspensión temporal de sus obligaciones.

Los consumidores deben acompañar, junto con la solicitud de suspensión, determinada información, prevista en la norma, que justifique su situación económica.

La aplicación de la suspensión no requerirá acuerdo alguno entre las partes para que surta efectos, ni novación contractual ni devengará ningún tipo de interés. La suspensión de las obligaciones contractuales, que tendrá una duración mínima de 3 meses, surtirá efectos desde la solicitud del deudor al acreedor, acompañada de la documentación requerida, a través de cualquier medio. 

Los supuestos de vulnerabilidad económica a consecuencia de la emergencia sanitaria quedan definidos por el cumplimiento conjunto de las siguientes condiciones: 

a)   Pasar a estar en situación de desempleo o, en caso de ser empresario o profesional, sufrir una pérdida sustancial de sus ingresos o una caída sustancial en su facturación de al menos un 40%.

b)  Que el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar no supere, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria: 

  • Con carácter general, el límite de tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual (en adelante IPREM).
  • Este límite se incrementará en 0,1 veces el IPREM por cada hijo a cargo en la unidad familiar. El incremento aplicable por hijo a cargo será de 0,15 veces el IPREM por cada hijo en el caso de unidad familiar monoparental.
  • Este límite se incrementará en 0,1 veces el IPREM por cada persona mayor de 65 años miembro de la unidad familiar.
  • En caso de que alguno de los miembros de la unidad familiar tenga declarada discapacidad superior al 33 por ciento, situación de dependencia o enfermedad que le incapacite acreditadamente de forma permanente para realizar una actividad laboral, el límite general será de cuatro veces el IPREM, sin perjuicio de los incrementos acumulados por hijo a cargo. 

Por otra parte, hay que remarcar que una entidad no puede obligar a contratar un seguro a la hora de la concesión de cualquier crédito o préstamo.  Dicha contratación ha de ser voluntaria. 

Si la empresa prestadora de los citados servicios no cumple con estas obligaciones, puede presentar su reclamación ante la OMIC del Ayuntamiento de Madrid que seguirá atendiéndole telemáticamente: 

RECUERDE: 

  • Como consumidor tiene unos derechos y unas obligaciones. Infórmese antes de contratar un servicio. Consulte www.madrid.es/consumo
  • También puede contactar con la OMIC para resolver sus dudas a través del correo electrónico: omiccentral@madrid.es 
  • Realice un consumo responsable, informado y sostenible.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar