El Pleno señala que este día “supone una oportunidad para hacer más visible la causa gitana y la diversidad de este pueblo”

El Ayuntamiento aprueba una declaración institucional con motivo del Día Internacional del Pueblo Gitano

30/03/2016
  • El 8 de abril, Día Internacional del Pueblo Gitano, conmemora el día en que se instituyó la bandera y el himno gitano
  • El Ayuntamiento quiere aprovechar esta celebración para reivindicar la situación de la comunidad gitana que “todavía arrastra el estigma de ser la minoría más rechazada de de Europa"
  • En la declaración se lamenta que la RAE mantenga en su última edición del Diccionario la acepción peyorativa y vinculada a la estafa y el engaño del término gitano
  • El Pleno insta a redoblar los esfuerzos del Ayuntamiento en esta materia con el objetivo de garantizar el derecho a la igualdad y luchar contra la discriminación y el creciente antigitanismo
  • Por último, el Ayuntamiento ha querido manifestar su repulsa y condenar los lamentables sucesos ocurridos el pasado 15 de marzo, en el entorno de la Plaza Mayor, a raíz de la actitud de un grupo de seguidores del club de fútbol PSV Eindhoven

Galería de imágenes

El 8 de abril de 1971 en el Congreso Mundial Gitano celebrado en Londres se instituyó la bandera y el himno gitano, y desde entonces, el 8 de abril se celebra en todo el mundo el Día Internacional del Pueblo Gitano. El pleno del Ayuntamiento de Madrid celebrado hoy ha aprobado por unanimidad de todos los grupos políticos una declaración institucional con motivo de esta celebración.

 

El Ayuntamiento considera que es un día de celebración para el pueblo gitano, pero también debe serlo para el conjunto de la sociedad, porque supone una buena oportunidad para hacer más visible la causa gitana, un motivo de celebración que muestra la unidad y la diversidad de los gitanos y gitanas de todo el mundo como parte de sus respectivas sociedades.

 

La declaración institucional aprobada hoy por unanimidad añade que:

 

“Es una fecha también para el reconocimiento, para recordar la historia del pueblo gitano, su largo y penoso peregrinaje de expulsiones a lo largo de los siglos, una fecha para recordar a las víctimas del genocidio nazi y de tantas persecuciones a lo largo de su historia.

 

Es de justicia reconocer las aportaciones del pueblo gitano a la sociedad, no sólo culturales, muy importantes, sino también de valores. Es un día para reconocer el esfuerzo de tantas y tantas familias gitanas, invisibles para los medios de comunicación y para una buena parte de la sociedad, que día a día luchan por salir adelante, educar a sus hijos para darles un futuro mejor y formar parte activa y plena de la ciudadanía. Por eso es un día para buscar la solidaridad, el apoyo y el reconocimiento del conjunto de la sociedad.

 

Queda mucho por hacer, y por eso el 8 de abril debe ser un día de celebración, de reconocimiento, pero también de reivindicación.

 

Tiene que ser una fecha para la reivindicación porque la comunidad gitana todavía arrastra el estigma de ser la minoría más rechazada en Europa. Aún quedan por remover numerosos obstáculos, en todos los ámbitos, que contribuyen a mantener y reforzar la imagen social negativa del pueblo gitano, que tanto daño hace. Entre éstos, lamentamos la posición de la Real Academia Española de la Lengua que, a pesar de la denuncia que en el año 2015 realizaron las asociaciones gitanas y entidades  que formaban parte del Consejo Estatal del Pueblo Gitano, mantiene aún en su última edición del Diccionario la acepción peyorativa y vinculada a la estafa y el engaño del término gitano, utilizando para ello el calificativo de “trapacero”.

 

El Ayuntamiento de Madrid lamenta profundamente que una institución como la RAE se niegue a retirar dicha acepción y siga manteniendo esa connotación de tramposos y engañadores, vinculando a una conducta ilícita al conjunto del pueblo gitano. Una definición discriminatoria genera discriminación.

 

Asimismo, el Ayuntamiento de Madrid apela a la ética profesional de los medios de comunicación y solicita la eliminación de imágenes estereotipadas y caricaturescas, que contribuyen a reforzar el rechazo conjunto de la sociedad y que no corresponden en absoluto con la realidad de la mayoría de las familias gitanas.

 

Por otro lado, es preciso señalar, un año más, los temibles efectos de la crisis en las personas más vulnerables, entre ellas, muchísimas familias gitanas. Pese a contar con una buena trayectoria en las políticas de inclusión de la comunidad gitana en nuestro país, la desigualdad sigue creciendo. Los recortes y la falta de inversiones está afectando cada día más, y con mayor dureza en ámbitos de gran impacto como la desigualdad educativa que presenta unas tasas de fracaso escolar y abandono prematuro del sistema educativo entre la juventud gitana muy superiores a las del conjunto de la sociedad.

 

Los alarmantes datos que aporta el último informe FOESSA sobre pobreza y exclusión social nos indican que estamos muy lejos de cumplir los objetivos marcados por la Estrategia Nacional de Inclusión de la Población Gitana 2012 – 2020, un compromiso político para todas las administraciones públicas en el que debe implicarse toda la sociedad si, realmente, queremos combatir la brecha de la desigualdad. Según los datos más recientes, se calcula que viven en el municipio de Madrid unas 70.000 personas gitanas, que componen uno de los grupos que más ha sufrido las consecuencias de la crisis.

 

Por ello, debemos actuar con urgencia redoblando los esfuerzos para combatir la desigualdad educativa, aportando recursos para la mejora de la cualificación profesional y el acceso al mercado laboral, apostando firmemente por la erradicación del chabolismo y los barrios segregados con el objetivo de garantizar el derecho a la igualdad y luchar contra la discriminación y el creciente antigitanismo, no sólo en la sociedad española, sino en el conjunto de la Unión Europea.

 

El Ayuntamiento de Madrid manifiesta su repulsa y condena los lamentables sucesos ocurridos el pasado 15 de marzo, en el entorno de la Plaza Mayor, en el que un grupo de hombres seguidores de club de fútbol PSV Eindhoven trató de una forma vejatoria a un grupo de mujeres gitanas, enviando copia de dicha condena al Consejo superior de Deportes y a la Embajada de Holanda en España.

 

Finalmente el ayuntamiento de Madrid se compromete a promover todas las medidas reflejadas en esta Declaración Institucional que posibiliten el acceso generalizado de la comunidad gitana a los sistemas de bienestar social y potencien la participación activa de las personas gitanas en nuestra sociedad.”/

 

¿Te ha sido útil esta página?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar