En diciembre comienza la ejecución del tramo más largo, de 2 kilómetros

Luz verde a la construcción del carril bici de Castellana entre Plaza de Castilla y Raimundo Fernández Villaverde

14/10/2021
  • La Junta de Gobierno autoriza el contrato para iniciar los trabajos por 5.596.819,53 euros, IVA incluido. El plazo de ejecución es de 12 meses
  • La obra se divide en seis tramos. El comienzo de las siguientes fases se iniciará a finales de 2022 para extender la infraestructura hasta la Glorieta del Emperador Carlos V, en Atocha
  • Este corredor incrementará en 3.000 el número de viajes diarios realizados en bicicleta en el nuevo eje, alcanzando los 4.000 desplazamientos

Galería de imágenes

El tramo más largo del carril bici de Castellana, el que discurrirá entre Plaza de Castilla y Raimundo Fernández Villaverde, comenzará a construirse a finales de este año. En doce meses, estará listo para ser recorrido por los usuarios de la bicicleta, y, desde ese momento, se iniciarán las obras para ejecutar los cinco tramos restantes, que permitirán extender esta infraestructura vertebradora de la movilidad ciclista en la ciudad hasta la glorieta del Emperador Carlos V, en Atocha. En total, el carril bici de Castellana contará con 13 kilómetros bidireccionales, 6,5 kilómetros en cada una de las direcciones segregados, coherentes, conectados, continuos y seguros. 

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha autorizado este jueves el contrato para iniciar las obras del carril bici con un gasto plurianual de 5.596.819,53 euros, IVA incluido, tal y como ha explicado la portavoz municipal, Inmaculada Sanz. La actuación comprende la construcción de dos vías ciclistas unidireccionales, de aproximadamente 2,20 kilómetros y una sección transversal media de 2,00 metros, situadas entre cada bulevar y la vía lateral. Esta obra implica una reordenación de la sección de la vía lateral, dejando sin afectar tanto el bulevar como los carriles bus y la vía central, minimizando así el impacto sobre el diseño y tráfico actual. 

El proyecto mantiene inalterada la capacidad circulatoria existente en la vía, ya que la vía ciclista se materializa mediante una reordenación de la banda de aparcamiento, manteniendo el mismo número de carriles existentes en la actualidad, excepto en ellateral oeste en el entorno de la Plaza de Castilla y en la zona de los túneles de Azca, donde el proyecto incluye una remodelación viaria. 

El plazo de ejecución de esta obra es de 12 meses, siendo la fecha prevista de inicio durante el mes de diciembre de 2021. El contrato se adjudicará por procedimiento abierto sin lotes. 

Los siguientes tramos que se acometerán a partir de finales del año que viene serán los siguientes: 500 metros de carril bici entre Raimundo Fernández Villaverde y la plaza de San Juan de la Cruz; 800 metros entre San Juan de la Cruz y la glorieta de Emilio Castelar; 1 kilómetro desde Emilio Castelar hasta la plaza de Colón; 800 metros entre Colón y la plaza de Cibeles, y 1,3 kilómetros entre Cibeles y la glorieta del Emperador Carlos V en Atocha. 

Un compromiso de los Acuerdos de la Villa

El carril bici de Castellana es un compromiso adquirido por todos los grupos del Ayuntamiento de Madrid en los Acuerdos de la Villa que se rubricaron en julio de 2020. Además, se recoge en la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360 como una medida clave para promover la movilidad ciclista, peatonal y el fomento del transporte público. 

En lo que respecta a la movilidad ciclista, según cálculos realizados por el Área de Medio Ambiente y Movilidad que dirige Borja Carabante, permitirá incrementar hasta 4.000 los viajes diarios en bicicleta en el eje, 3.000 más de los que se contabilizan actualmente. Además, se estima que se producirá un trasvase del vehículo privado y la moto a la bici de hasta 1.400 viajes diarios. 

Esta infraestructura va a permitir la mejora de la calidad ambiental disminuyendo hasta un 10% los desplazamientos que ahora se hacen en coche o moto. El trasvase modal se calcula teniendo en cuenta únicamente los vehículos cuyo origen y destino se encuentra en el eje de Castellana, lo que implica una reducción acumulada de más de 1 millón de kilómetros anuales en coche y la disminución de 187 toneladas de CO2 y 319.000 kilogramos de NOx. 

En la actualidad se registran en este espacio 56.000 desplazamientos peatonales diarios. Para incentivar la movilidad peatonal, el proyecto va a ir acompañado del acondicionamiento de aceras y la creación de nuevos itinerarios, consiguiendo más de 27.000 metros cuadrados de aumento de superficie peatonal. También se van a habilitar cinco nuevos pasos de cebra. Respecto al transporte público, se registran diariamente 20.000 viajes. Para impulsar su uso se van a construir seis kilómetros adicionales de carril bus. /

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar