En la presentación, Almeida ha reconocido que, gracias a este arquitecto, la ciudad “vivió un salto cualitativo extraordinario”

Madrid clausura la celebración del Año Sabatini con una exhaustiva monografía sobre su obra

04/02/2022
  • Más de 60.000 personas han participado, desde marzo de 2021 a febrero de 2022, en el amplio programa cultural diseñado por el Ayuntamiento para conmemorar el tricentenario del nacimiento del arquitecto
  • Conciertos, conferencias, itinerarios teatralizados, visitas guiadas y actividades para los más pequeños han permitido a los madrileños conocer a lo largo de casi un año la obra y la figura del arquitecto dentro del programa Año Sabatini
  • Uno de los platos fuertes de la programación ha sido la exposición temporal El Madrid de Sabatini. La construcción de una capital europea (1760-1797) que, del 5 de noviembre de 2021 al 30 de enero de 2022, han visitado 36.200 personas en el Fernán Gómez

Galería de imágenes

En 2021 se cumplieron 300 años del nacimiento en Palermo del arquitecto Francisco Sabatini, una figura fundamental para la configuración de Madrid como capital de la Ilustración española. El Ayuntamiento de Madrid ha celebrado esta efeméride con un amplio programa de actividades culturales gratuitas en el que han participado, desde marzo del año pasado hasta febrero de 2022, más de 60.000 personas. 

Esta conmemoración ha culminado hoy con la presentación del libro El Madrid de Sabatini. La construcción de una capital europea (1760-1797), una exhaustiva monografía de investigación sobre el autor de obras tan emblemáticas en Madrid como la Puerta de Alcalá, la Casa de la Aduana o la Puerta del Real Jardín Botánico, por parte del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; el embajador de Italia en España, Riccardo Guariglia, y la presidenta de Patrimonio Nacional, Ana de la Cueva. 

Almeida se ha referido a Madrid como una “ciudad con historia rica y variada” y ha asegurado que no se puede pasar por alto que “sin Sabatini, una de las grandes figuras de nuestra historia, habría sido muy complicado llegar a la transformación que se produjo en aquel momento” en la ciudad, por lo que “si Carlos III fue el mejor alcalde de Madrid, es porque tenía a su lado a Sabatini”. En este sentido, según el alcalde, “es indudable que no podemos perder la perspectiva real de que con Sabatini Madrid vivió un salto cualitativo extraordinario”.

Una publicación de referencia

Conciertos, conferencias, itinerarios teatralizados, visitas guiadas, actividades para los más pequeños y una gran exposición temporal en el Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa han permitido a los madrileños conocer a lo largo de casi un año la obra y la figura del arquitecto dentro del programa Año Sabatini. Como broche final de la conmemoración, la Dirección General de Patrimonio Cultural ha editado la publicación presentada hoy, derivada del ejercicio de investigación que ha supuesto la efeméride y especialmente la exposición temporal. Esta monografía constituye un singular y moderno ejercicio de investigación histórica y de difusión patrimonial que permitirá ahondar tanto en el conocimiento del patrimonio arquitectónico y urbanístico de la ciudad como en la vida y obra del que fuera su artífice técnico, el maestro italiano.

Almeida, que ha felicitado al equipo de autores, ha calificado la presentación de hoy como “el mejor colofón” del Año Sabatini y, según ha explicado, la obra se ha convertido en “el tratado definitivo para todas aquellas personas que quieran conocer hasta al último vestigio de Sabatini en cualquier lugar de la ciudad y en cualquier momento de su trayectoria entre 1760 y 1797”. 

La publicación ha sido coordinada por José Luis Sancho, Ángel Martinez y Pablo Vázquez Gestal y en ella participan más de una veintena de investigadores, todos ellos especialistas en la producción arquitectónica de la segunda mitad del siglo XVIII. Los autores proceden de las más prestigiosas universidades nacionales e internacionales (Universidad Complutense de Madrid, Universidad Politécnica de Madrid, Universidad Nacional de Educación a Distancia, Centro Roland Mousnier-Sorbonne Université de Paris, Universidad de Harvard). 

Integrada por más 600 páginas de ensayos y fichas de los principales inmuebles diseñados por Sabatini en la ciudad de Madrid, se convertirá en una obra de referencia para el conocimiento del patrimonio cultural municipal. Podrá adquirirse próximamente en los puntos de distribución de publicaciones del Área de Cultura, Turismo y Deporte del Ayuntamiento de Madrid. 

Un año conociendo a Sabatini

El Ayuntamiento de Madrid ha invertido 765.000 euros en el programa del Año Sabatini, en el que ha contado con el asesoramiento de un comité científico integrado por reconocidos especialistas en el patrimonio arquitectónico madrileño y con la participación de una veintena de instituciones y empresas, entre las que destacan Patrimonio Nacional, el Foro de Empresas por Madrid, el Real Jardín Botánico, el Ministerio de Hacienda, el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, la Real Basílica de San Francisco el Grande y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. 

Entre las actividades realizadas, figura el ciclo de conciertos El compás de Sabatini. Con seis propuestas artísticas diferentes y más de una veintena de conciertos, este programa, en el que han participado 6.350 personas, ha permitido acercar el repertorio español del siglo XVIII, con énfasis en los compositores que, al igual que Sabatini, estuvieron al servicio de la corte española como Luigi Boccherini, Gaetano Brunetti, Sebastián Durón, José de Torres, Antonio de Literes, Manuel Canales, Félix Máximo López, Sebastián de Albero, Domenico Scarlatti y muchos otros. 

Los itinerarios teatralizados en el Real Jardín Botánico, a los que han asistido 1.500 personas, han sido otro de los atractivos del programa. Destinada a todo tipo de públicos, la propuesta titulada Sabatini en el Jardín ha servido para proyectar la profunda huella que Sabatini dejó en Madrid. 

Asimismo, más de 3.300 personas han asistido a alguna de las tres visitas guiadas que han permitido a los participantes conocer, desde diferentes ópticas, los monumentos y espacios vinculados a la figura de Sabatini. 

Los interesados en adentrarse en la obra del arquitecto desde un punto de vista más académico han tenido también su espacio en el programa a través del ciclo de conferencias dirigido por el catedrático en Historia del Arte Delfín Rodríguez y en el que han participado los principales especialistas nacionales e internacionales en la arquitectura española del siglo XVIII. Este ciclo ha contado con 1.228 asistentes presenciales o virtuales. 

La programación del Año Sabatini ha incorporado, además, bajo la denominación de Mini Sabatini, una propuesta de actividades destinadas a público familiar en la que han participado más de 4.000 niños y jóvenes. Conciertos lúdicos, itinerarios interactivos y teatralizados, así como talleres didácticos han permitido a este colectivo disfrutar del patrimonio cultural madrileño con los cinco sentidos. 

Una muestra con más de 36.000 visitantes

Uno de los platos fuertes de la programación ha sido la exposición temporal El Madrid de Sabatini. La construcción de una capital europea (1760-1797) que, del 5 de noviembre de 2021 al 30 de enero de 2022, han visitado 36.200 personas en el Fernán Gómez. La vida y la obra se Sabatini se han expuesto mediante el análisis de más de un centenar de piezas históricas, entre las que se encontraban los mejores planos y dibujos del arquitecto procedentes de las principales colecciones públicas y privadas nacionales e internacionales. También se han podido contemplar obras de arte escultóricas y pictóricas, entre ellas óleos de Francisco de Goya o de Salvador Maella. 

Pero lo más singular de la muestra, coorganizada por Patrimonio Nacional y el Ayuntamiento de Madrid, es que ha facilitado el acercamiento a Sabatini a través de una narración gráfica de gran calidad técnica y una producción audiovisual innovadora. La ciudad que diseñó el palermitano se ha exhibido ante los visitantes a través de una reconstrucción gráfica en tres dimensiones que ha acompañado y completado el análisis histórico de la transformación de la capital. 

El alcalde ha elogiado la colaboración con la Embajada de Italia y con Patrimonio Nacional, con quien Madrid está “indisolublemente ligada y unida”, una relación que va a permitir en los próximos meses y años embellecer la ciudad, crear un nuevo eje cultural, urbanístico y peatonal sin parangón, con la reforma del eje Prado-Recoletos, el itinerario que discurre entre la glorieta de Carlos V y la plaza de Colón, una “transformación muy importante para la ciudad de Madrid”. 

Sabatini en Madrid

Arquitecto e ingeniero militar al servicio de los monarcas Carlos III y Carlos IV, Francisco Sabatini (Palermo, 1721-Madrid, 1797) fue una figura capital en la segunda mitad del siglo XVIII español y, particularmente, en la ciudad de Madrid. 

Uno de sus primeros trabajos en la capital fue la reordenación y ampliación del Palacio Real y del diseño de sus interiores, así como las obras de la Casa de la Aduana, monumental edificio en la calle de Alcalá que hoy ocupa el Ministerio de Hacienda. Al mismo tiempo, realizó uno de los proyectos fundamentales del reinado carolino: el sistema de alcantarillado, empedrado y limpieza de la corte, que contribuyó a mejorar notablemente la dignidad y, sobre todo, la higiene pública de la ciudad. 

También fue copartícipe, junto a José de Hermosilla, de una obra fundamental para la mentalidad ilustrada de la época, el Hospital General construido en las entonces afueras de la ciudad, junto a la calle de Atocha, que hoy sirve de sede del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. 

Sabatini realiza las trazas del Real Jardín Botánico y diseña su Puerta Real y su verja, así como un edificio de laboratorio químico que no llegaría a realizarse. En la entrada de la ciudad por el camino de Alcalá, realizaría la que a la postre se convertiría en una de las arquitecturas más icónicas de la ciudad: la Puerta de Alcalá y ‘abrió’ el otro extremo de ciudad con la Puerta de San Vicente. Asimismo, destaca la ampliación que llevó a cabo en el Palacio de El Pardo, al que dobló de tamaño, y la creación de la fachada y torres de la iglesia y convento de San Francisco el Grande. 

Su arquitectura eficaz, de líneas severas, ha sido a menudo criticada por su excesiva frialdad. Sin embargo, responde a un espíritu ilustrado de renovación bajo criterios de razón, orden y buen gobierno que apuntan a un pensamiento más allá de la mera estética; hacia un ideal de gobierno que fue sobre todo el perseguido por Carlos III y su corte y que genera también un ideal de ciudad que, aunque de forma incompleta, quedó indeleblemente marcado en Madrid. /

Subir Bajar