El alcalde y la vicealcaldesa, junto a la delegada de Obras y Equipamientos, han asistido al encendido del alumbrado que se extenderá hasta el 6 de enero

Madrid enciende la iluminación navideña con un reconocimiento al incansable trabajo de los mayores por una ciudad mejor

24/11/2022
  • El encargado de accionar el pulsador ha sido el reconocido restaurador Lucio Blázquez, de Casa Lucio, que encarna lo mejor de la historia reciente de Madrid
  • El acto ha contado con las actuaciones de Los Chicos del Coro y de Jorge Blass y la Gran Escuela de Magia de Ana Tamariz
  • Con más de 230 emplazamientos, el alumbrado es 100 % led, incorpora nuevos diseños y contribuirá a potenciar el comercio, la hostelería, la restauración y el turismo en la ciudad

La iluminación navideña ya luce en las calles de la capital desde esta tarde y se prolongará hasta el próximo 6 de enero. El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, acompañados de la delegada de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero, y de otros representantes de la corporación municipal, han sido testigos del encendido del alumbrado que ha tenido lugar en la plaza de España. 

En esta ocasión, el encargado de accionar el pulsador que activa los 11 millones de bombillas led repartidas por todo Madrid ha sido el restaurador Lucio Blázquez, propietario de Casa Lucio. Con este gesto, el Consistorio ha querido reconocer el trabajo incansable de las personas mayores por un Madrid mejor, representadas por la figura del conocido restaurador que encarna lo mejor de la historia reciente de Madrid y la forma en que la ciudad quiere proyectarse hacia el futuro. 

Además del espectáculo lumínico, el acto ha contado con las actuaciones de Los Chicos del Coro y la exhibición de magia de Jorge Blass y la Gran Escuela de Magia de Ana Tamariz. Asimismo, una gran pantalla ha permitido disfrutar de los motivos luminosos de numerosos puntos de la ciudad. 

Alumbrado de alta eficiencia energética en más de 230 emplazamientos

La iluminación navideña está ya desplegada en más de 230 emplazamientos de los 21 distritos de la ciudad, en los que, junto a los tradicionales arcos, hay 6.700 cadenetas, 115 cerezos de luz y 13 grandes abetos luminosos. Un alumbrado pensado para potenciar el comercio, la hostelería, la restauración y el turismo de la ciudad y que transformará Madrid y la forma de vivirla durante 44 días. 

El Ayuntamiento de Madrid, con objeto de optimizar el consumo de energía y en línea con las mejoras de alumbrado público que viene realizando en toda la ciudad, este año, al igual que en la edición anterior, ha instalado alumbrado navideño totalmente respetuoso con la sostenibilidad energética y ambiental gracias al uso de la más moderna y eficiente tecnología 100 % led de alta eficiencia energética. 

Dos grandes novedades: un nacimiento 3D y un abeto gigante

Este año, una de las principales novedades es el gran nacimiento 3D instalado en la plaza de Colón. Se trata de una figura de diez metros de altura iluminada con un total de 20.000 puntos de luz led. También nuevo será el diseño del abeto luminoso de la Puerta del Sol, aunque este no se encenderá hasta el próximo 4 de diciembre, fecha en la que la plaza estará totalmente despejada y plenamente accesible. Hasta ese momento, el espacio se irá liberando de manera progresiva, así el Consistorio facilita la movilidad en la zona durante un periodo especialmente concurrido en el centro de la ciudad. 

Con sus 35 metros de altura, el abeto luminoso de Sol simula el aspecto de un gran abeto natural e incluye la tradicional estrella que corona la parte superior. Junto con su gran porte, cuenta con una estructura de 14 metros de diámetro y un total de un total de 240.000 puntos de luz led. 

Iluminación con propuestas de grandes creadores y artistas

Al igual que en años anteriores, el alumbrado cuenta con propuestas de artistas, diseñadores de reconocido prestigio, fruto del convenio entre el Consistorio y la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME). En esta ocasión, se suman Moisés Nieto, encargado de engalanar la calle Arenal; Ana Locking, autora del diseño de la plaza de Chueca, y Helena Rohner, creadora del nuevo abeto luminoso ubicado en la plaza de San Juan de la Cruz. Estos tres diseñadores se unen a Devota & Lomba, Andrés Sardá, Duyos, Juan Vidal, Maya Hansen y Teresa Helbig, firmas también asociadas a ACME que en los dos últimos años han ofrecido sus creaciones a la ciudad de Madrid. 

Además de los anteriores, la chef y empresaria Samantha Vallejo-Nágera ha diseñado la iluminación de la calle Jorge Juan. Ben Busche, por su parte, un habitual en la ornamentación navideña de la capital, es el creador de las nuevas propuestas situadas en la plaza de Canalejas y en la calle de Alcalá entre la plaza de la Independencia y Cibeles. También nuevo es el diseño que el Ayuntamiento ha creado para el tramo de la calle de Alcalá entre la plaza de Cibeles y la puerta del Sol. A ello hay que añadir los diseños de Sergio Sebastián y Teresa Sapey que ya se han podido ver en años anteriores. 

Clásicos que vuelven

Este año, la confluencia de las calles Alcalá y Gran Vía vuelve a acoger la gran bola luminosa de 12 metros de diámetro y un peso de casi siete toneladas. Con sus más de 43.000 bombillas tipo pixel mapping es ya un clásico de la Navidad en la capital. 

Otro punto protagonista del recorrido navideño es la plaza de España, que desde el pasado año figura entre los lugares de obligada visita gracias a su imponente abeto de 19 metros de altura y más de 1,5 toneladas de peso. Al igual que su tamaño, las cifras de sus adornos también son apabullantes, pues se decora con 800 bolas, 200 caramelos y 27.000 puntos de luz de tecnología led

Además, se mantienen los tradicionales belenes figurativos que ya se incorporaron en Navidades pasadas para la iluminación de puertas históricas de la ciudad como las de Toledo o San Vicente y el viaducto de la calle Segovia, así como las entradas de la plaza Mayor, espacio muy asociado a las celebraciones de estas fechas. Asimismo, también ha vuelto la gran menina luminosa situada en el paseo del Prado a la altura de la fuente de Apolo y la iluminación con los colores de la bandera española en los puentes de Juan Bravo y de Raimundo Fernández Villaverde. /

Subir Bajar