La ciudad ahorró en los últimos dos años 5,5 Hm3 de agua potable mediante la regeneración de aguas residuales depuradas

Madrid, pionera en el uso de agua regenerada

25/06/2007
  • Actualmente se riegan con agua regenerada un total de 295 hectáreas de zonas verdes del centro de la ciudad de Madrid, entre las que se encuentran los parques de El Retiro, la Casa de Campo, la Fuente del Berro o el parque del Oeste
  •  Cuando finalice el Plan de Reutilización de Aguas Residuales se podrán regar más 3.500 hectáreas de zonas verdes municipales y baldear más 4.000 hectáreas de calles
  •  Gracias a los convenios firmados por el Ayuntamiento y las entidades titulares de los campos de golf existentes en Madrid, éstos tendrán acceso al empleo de agua regenerada para el riego de sus instalaciones a partir de la red municipal

La Ciudad de Madrid es pionera en el uso de agua regenerada obtenida de las aguas residuales depuradas, lo que ha permitido un ahorro de agua potable de  5,5 hectómetros cúbicos en los dos últimos años, equivalente al consumo anual de agua potable de una ciudad de 60.000 habitantes. Mientras otras administraciones y ciudades  emplean el agua regenerada en el riego de campos de golf, la Ciudad de Madrid ha extendido su uso, de forma generalizada, al riego de zonas verdes y al baldeo y limpieza de viales y espacios públicos.
 
Actualmente, el Ayuntamiento riega con agua regenerada un total de 295 hectáreas de zonas verdes del centro de la ciudad de Madrid, entre las que se encuentran 17 grandes parques como El Retiro, la Casa de Campo, la Fuente del Berro o el parque del Oeste, entre otros. Asimismo, se procede al baldeo y limpieza viaria de la zona centro de la ciudad con agua regenerada gracias a la existencia de 6 dársenas en la que los vehículos destinados a este fin pueden realizar las labores de carga desde la red de agua regenerada.

La creación de una red de agua regenerada para el riego de parques y baldeo de calles ha sido posible gracias al Plan de Reutilización de Aguas Residuales que el Ayuntamiento de Madrid puso en marcha en 2001, un ambicioso proyecto que permitirá el abastecimiento de la ciudad con agua regenerada, mediante la construcción de una gran red subterránea que circunvalará la ciudad.

Para mejorar y ampliar la red de agua regenerada, el Ayuntamiento ha desarrollado actuaciones tendentes a optimizar las infraestructuras de reutilización de agua con la construcción de depósitos y dársenas. Además,  trabaja para extender a otras zonas de Madrid la utilización de agua regenerada por lo que actualmente están en ejecución las obras correspondientes a la Red Norte-Este Rejas y a la Red Norte-Oeste Viveros.

M-30 del agua
Mediante el  Plan de Reutilización de Aguas Residuales, la ciudad de Madrid se dotará de una verdadera M-30 del agua regenerada, con más de 100 kilómetros de conducciones que cubrirá bajo su influencia el núcleo urbano actual y futuro de Madrid, proporcionando un suministro eficaz y seguro que, una vez concluido, supondrá un ahorro de agua potable de más de 21 hectómetros cúbicos al año (o lo que es lo mismo, el consumo anual de agua potable de una ciudad de 270.000 habitantes).

El conjunto de las infraestructuras incluidas en el Plan de Reutilización de Aguas Residuales permitirá el riego de más 3.500 hectáreas de zonas verdes municipales y el baldeo de  más 4.000 hectáreas de calles (esto es lo mismo que llenar 50 veces la capacidad del estadio Santiago Bernabéu, regar 4.340 canchas de fútbol o baldear 5 veces la distancia de la Nacional II entre Madrid y Barcelona).

Además, gracias a los convenios firmados por el Ayuntamiento de Madrid y las entidades titulares de los campos de golf existentes en nuestro término municipal, éstos tendrán acceso al empleo de agua regenerada para riego de sus instalaciones a partir de la red municipal.

La posibilidad de utilización de esta red de propiedad municipal, prevé extenderse igualmente a particulares y/o comunidades de propietarios para el riego de sus zonas verdes.

Todas estas medidas, responden a la estrategia establecida en el “Plan Municipal de Gestión de la Demanda del Agua en la Ciudad de Madrid” (aprobado en julio de 2005) , el cual no tiene precedentes en ninguna otra ciudad española; y que viene a establecer una “nueva cultura del agua” para la capital -apostando más por la gestión eficaz y responsable de la demanda, que por el aumento de la oferta-; y en el que se plantea un ambicioso objetivo: reducir el consumo de agua potable en un 12% para el año 2011.

Este Plan tiene su desarrollo normativo en la Ordenanza de Gestión y Uso Eficiente del Agua en la Ciudad de Madrid, aprobada definitivamente por el Pleno municipal el pasado mes de mayo de 2006, una iniciativa normativa que tiene una trascendencia que podría calificarse de “histórica”, puesto que es la primera vez en España que un gran municipio se dota de una única ordenanza donde se regula, de una manera integrada, todos los aspectos relacionados con la gestión municipal del agua (alcantarillado, riego de zonas verdes, depuración, etc), y se establecen disposiciones para un uso sostenible del agua por el propio Ayuntamiento, así como por el resto de usuarios urbanos del agua.

Esta nueva Ordenanza viene a demostrar que la ciudad de Madrid está siendo parte muy activa en el debate contemporáneo sobre el agua, actuando y tomando decisiones con el fin de garantizar una mayor eficiencia y responsabilidad en la utilización de este elemento vital para la sociedad, entre otras cosas porque es el futuro de las propias ciudades el que está en juego./

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar