La alcaldesa, Ana Botella, entrega el galardón a la científica en el acto institucional del Día Internacional de la Mujer

Margarita Salas, Premio Campoamor

08/03/2012
  • El premio fue instituido en 2006 con el fin de entregarlo el 8 de marzo, una fecha que es una oportunidad para recordar a las personas que han contribuido a avanzar en la igualdad de oportunidades
  •  Clara Campoamor consiguió el voto para la mujer en las Cortes de 1931, lo que fue un paso decisivo para avanzar en la igualdad de  oportunidades de hombres y mujeres
  •  La labor como investigadora y docente de Margarita Salas ha sido imprescindible para el desarrollo en España del campo de la Biología Molecular.

Galería de imágenes

La alcaldesa, Ana Botella, ha presidido el acto institucional organizado por el Ayuntamiento con motivo del Día Internacional de la Mujer y celebrado en el Salón de Actos del Centro Conde Duque. Representantes de todos los grupos políticos han participado en el acto, en el curso del cual la alcaldesa ha entregado a la científica Margarita Salas el Premio Clara Campoamor, en su séptima edición, y ha visitado dos exposiciones en el Centro.

Dos nombres femeninos se han coaligado hoy en el acto conmemorativo del  Día Internacional de la Mujer, organizado por el Ayuntamiento de Madrid y protagonizado por la alcaldesa de la ciudad Ana Botella: Clara Campoamor, la diputada que consiguió el voto para la mujer en 1931 y Margarita Salas, la científica a la que hoy se le ha entregado el premio que lleva el nombre de la primera.

Precisamente fue la actual alcaldesa quien, en el año 2006, cuando estaba al frente del Área de Empleo y Servicios a la Ciudadanía, propuso la creación de este premio que se entregaría el 8 de marzo, una fecha que "es siempre una magnífica oportunidad para recordar a las personas que han sido decisivas a la hora de avanzar hacia la igualdad real de oportunidades entre hombres y mujeres", en palabras de Ana Botella.

Clara Campoamor defendió en las Cortes de 1931 la implantación del voto femenino, una batalla que acabó ganando. "El voto de las mujeres fue la expresión política de una visión profunda sobre un tema recurrente en la España de entonces y de siempre: la necesidad de vencer nuestras propias resistencias para situarnos definitivamente en la modernidad", ha manifestado la alcaldesa. Ella entendió que el problema de retraso de España, "tan debatido por las generaciones del 98 y del 14, tenía una de sus raíces en que la mitad de la población española, las mujeres, no era reconocida como sujeto de pleno derecho"

Campoamor consideraba que para alcanzar la completa modernización de España era necesario que no se menoscabaran las oportunidades para  demostrar el talento y las capacidades de la mitad de la población.

"Hoy recordamos esta brillante contribución como política, pero también su labor como abogada y escritora, al entregar la séptima edición del premio que lleva su nombre en este Día Internacional de la Mujer. Un premio que adquiere hoy todo su sentido al recaer en una figura como la de la profesora Margarita Salas. Una mujer que, con sus extraordinarios méritos en el campo de la investigación y la docencia científicas, ha puesto en evidencia que la plena igualdad entre mujeres y hombres no sólo es posible sino que es muy beneficiosa para todos".

Margarita Salas ejemplifica de forma magistral la voluntad de tantas mujeres empeñadas en abrirse paso y triunfar en campos que, en tiempos, estuvieron monopolizados por los hombres. Su trayectoria profesional demuestra que el esfuerzo, la motivación y el rigor, claves para el éxito en cualquier actividad, no son cuestión de género. Salas, doctora en Bioquímica por la Universidad Complutense de Madrid, de su labor como investigadora y docente se puede decir, que ha sido imprescindible para el desarrollo en España del campo de la Biología Molecular.

Sus trabajos sobre el virus Phi29 han proporcionado revelaciones clave sobre el funcionamiento del ADN, gracias al descubrimiento de la proteína que se encarga de producir las copias del material genético necesarias para la reproducción y el desarrollo de los organismos: la enzima "ADN polimerasa". Un hallazgo que más adelante se reveló trascendental para el desarrollo del campo de la biotecnología.

Como profesora de Genética Molecular de la Universidad Complutense de Madrid y Profesora de Investigación en el Centro de Biología Molecular del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Margarita Salas ha formado durante más de cuarenta años a generaciones de investigadores.

Margarita Salas es miembro de la Real Academia Española y de la Real Academia de Ciencias Exactas Físicas y Naturales, así como de instituciones internacionales tan prestigiosas como la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos. También ha formado parte del Comité Científico Asesor del Instituto Max Planck de Berlín y del Instituto Pasteur de París. Ha sido directora del Centro de Biología Molecular "Severo Ochoa" y es presidenta de la Fundación Severo Ochoa desde 1997.

Entre los premio y distinciones recibidos, Salas cuenta con el Premio Carlos J. Finlay de la UNESCO, el Premio Rey Jaime I de Investigación, el Premio México de Ciencia y Tecnología, el Premio Nacional de Investigación Santiago Ramón y Cajal, la Medalla de la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular y la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio. Además, es doctora Honoris Causa por varias Universidades españolas.

Su estrecha vinculación con la figura del Premio Nobel de Medicina se remonta a los años 60, cuando al acabar la carrera trabajó como investigadora con el profesor Ochoa en la Universidad de Nueva York. Una experiencia que resultó decisiva para ella y para el conjunto de la ciencia española.

 "Porque en estos años de trabajo y de amistad con el gran Severo Ochoa, Margarita Salas se convirtió en el eslabón que daba continuidad a la "Edad de Plata" de la ciencia española. Una Edad de Plata que tuvo su origen en la Junta para Ampliación de Estudios presidida por el gran Santiago Ramón y Cajal, también Premio Nobel de Medicina, y que conoció su esplendor en las primeras tres décadas del siglo XX", ha manifestado la alcaldesa.

"Allí, a la sombra del magisterio de Ramón y Cajal, se formó una generación de jóvenes científicos que bien puede considerarse la "Generación del 27" de nuestra ciencia. Este premio a la doctora Salas nos permite rendir también homenaje a grandes científicos españoles de esa generación como Severo Ochoa, Francisco Grande Covián, Rafael Méndez, Miguel Catalán, Blas Cabrera o José María García Valdecasas."

"Desde entonces, la doctora Salas no ha dejado de trabajar en pro de la ciencia en España, demostrando a la vez que en esa labor la mujer desempeña un papel tan valioso como necesario".

"Por eso creo que el mejor homenaje que podemos rendir al avance en la igualdad real de la mujer en la sociedad española es reconocer el ejemplo de la doctora Salas", ha concluido Ana Botella." Un ejemplo que nos permite saber que con esfuerzo, con dedicación, con motivación, con rigor y con ganas de mejorar cada día esa igualdad real es tan necesaria como posible"./

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar