Ruiz-Gallardón visita las obras de remodelación, a punto de concluir, de la plaza más popular y simbólica de Madrid

Más Sol para los peatones

20/10/2009
  • El espacio peatonal pasa de 6.681 metros cuadrados a 10.466. Es decir, el 83% de toda la plaza será exclusivamente de uso peatonal
  • Se ha mejorado la accesibilidad rebajando ocho pasos de peatones y creando para los invidentes un itinerario de 400 metros de pavimento especial
  • Lucirán en la Puerta del Sol cuatro nuevas grandes farolas modernistas Príncipe Pío y 22 columnas Princesa, dos modelos de alumbrado histórico
  • Completan la nueva imagen de Sol y Alcalá cinco nuevos árboles, 17 bancos, tres aparcabicis y 44 jardineras colgantes, entre otros elementos
  • El Oso y el Madroño recupera su ubicación original, la Mariblanca adquiere mayor protagonismo junto a la calle Arenal, y el Kilómetro 0 estrena losa
  • La remodelación, que ha tenido que esperar a la conclusión de los trabajos del túnel de la risa, ha durado 6 meses y ha costado 4,6 millones de euros

Galería de imágenes

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, durante la visita a las obras de la Puerta del Sol que, según ha anunciado, se inaugurarán antes de que finalice el mes de noviembre

La plaza más popular y simbólica de Madrid, la Puerta del Sol, escenario de tantos acontecimientos históricos, se prepara para una inauguración que también pasará a la historia: cuando en pocos días concluyan unas obras que han durado 6 meses y han costado 4,6 millones de euros, los peatones estrenarán un espacio prácticamente de uso exclusivo para ellos. La iniciativa del actual Gobierno de la Ciudad de sacar el tráfico de la Puerta del Sol rompe con la tendencia de las políticas municipales que durante todo el siglo XX tuvieron por objeto facilitar el tráfico de vehículos a través de esta emblemática plaza.

El alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, ha comprobado hoy  ‘in situ' cómo se llevan a cabo los últimos remates de una remodelación que ha tenido que esperar a la conclusión de los trabajos del túnel de la risa. "Si hoy hemos atravesado la Puerta del Sol, desde Arenal, y llegar hasta el cruce de Alcalá y Sevilla sin que un solo vehículo entorpezca nuestro paso, se debe a la audaz decisión que en 2003 adoptó el Gobierno de la Ciudad por implantar una nueva cultura de movilidad urbana, que combina un eficaz sistema para desplazarse por la ciudad con nuevas oportunidades de redescubrir y reencontrarse con espacios hasta ahora invadidos por el automóvil", señaló. "Es la fórmula que estamos aplicando para construir una ciudad que responda a la escala más universal de todas: la humana, en la que el ciudadano, en su condición de peatón, se convierte en protagonista de la escena urbana".

Con este proyecto, el espacio peatonal de la Puerta del Sol pasa de 6.681 metros cuadrados a 10.466. Es decir, el 83% de toda la plaza será exclusivamente de uso peatonal. Y no será una isla, sino el núcleo de un gran ámbito peatonal que se extiende por Arenal, Preciados, Carmen, Montera y, a partir de ahora, también por Alcalá, ya que, simultáneamente a la reforma de la Puerta del Sol, el Ayuntamiento ha ampliado en dos tercios las aceras de esta calle hasta superar los 5.000 metros cuadrados.

Farolas modernistas

Por otra parte, además de sustituir cerca de 3 kilómetros de canalizaciones de servicios, se ha mejorado la accesibilidad de estos dos ámbitos entrelazados rebajando ocho pasos de peatones y creando para los invidentes un itinerario de 400 metros de pavimento especial. Ruiz-Gallardón ha destacado el tema de la iluminación y ha explicado que dentro de poco lucirán en la Puerta del Sol cuatro nuevas grandes farolas modernistas ‘Príncipe Pío' y 22 columnas ‘Princesa' con las que Madrid recupera dos modelos de alumbrado histórico que en su día fueron habituales en la Estación del Norte, la Gran Vía o Callao. Otros elementos que completan la nueva imagen de Sol y Alcalá son cinco nuevos árboles, 17 bancos, tres aparcabicis, 44 jardineras colgantes y 56 bolardos, entre otros.

La nueva configuración de la Puerta del Sol -transitada a diario por miles de ciudadanos, a los que se suman los 120.000 usuarios de una red de transporte público que concentra tres líneas de Metro y otras dos de Cercanías Renfe- es la expresión de su renovada identidad. "El epicentro del corazón de Madrid, escenario de acontecimientos históricos, como el 2 de Mayo, o de hechos que cambiaron la ciudad, como la inauguración hace 90 años del Metro, así como de numerosos actos en los que se manifiesta el carácter dinámico y participativo de sus ciudadanos, potencia ahora su habilidad para proyectar lo que somos: una ciudad que, sin renunciar a su pasado, se asoma al futuro facilitando el diálogo entre la persona y su entorno", declaró el alcalde.

De acuerdo con esa premisa se ha reordenado la Puerta del Sol, un símbolo lleno de símbolos, para facilitar su disfrute por parte de todos los ciudadanos y visitantes. Así, el Oso y el Madroño recupera su ubicación original en las cercanías de la calle Alcalá, la Mariblanca adquiere mayor protagonismo en las inmediaciones de Arenal, y el kilómetro 0, después del desgaste soportado durante 59 años, se reconoce a través de una nueva losa.

Más itinerarios peatonales

El alcalde ha recordado que el Ayuntamiento de Madrid está tejiendo una red de itinerarios que ya permite al peatón sentirse usuario preferente, casi propietario, de unas calles que prácticamente habían perdido su función como ámbito para el encuentro y la convivencia. Después de peatonalizar íntegramente las calles de Arenal y Montera y la Cuesta de Moyano, de recuperar la plaza de Santo Domingo, o de aumentar las aceras un 64% en el tramo de la calle Fuencarral entre Quevedo y Bilbao, y un 44% en la plaza de Tirso de Molina, en los pocos más de dos años de esta legislatura el Gobierno de la Ciudad ha concluido la remodelación de la Red de San Luis y la peatonalización de Fuencarral entre la Gran Vía y la calle de Hernán Cortés.

"Ahora", concluyó Ruiz-Gallardón, "estamos trabajando en la devolución del 89% de la superficie de la plaza de Callao a los peatones o, como acabamos de comprobar, en un aumento del 57% de los espacios peatonales en la Puerta del Sol, y del 65% en el comienzo de Alcalá. La conclusión de estos trabajos, junto a los que Metro de Madrid está realizando en Ópera, darán definitiva continuidad a ese corredor peatonal de 3 kilómetros que arranca en la glorieta de Quevedo y llega hasta la plaza de Oriente"./

Subir Bajar