Nombrado en la reunión del consejo de administración de la sociedad

Nuevo consejero apoderado de Madrid Calle 30

20/01/2016
  • El ingeniero Samuel Romero asume la dirección de la empresa municipal mixta encargada de obras y mantenimiento en la vía de circunvalación M30
  • El Ayuntamiento de Madrid conserva un 80% de la sociedad y es su única fuente de ingresos. El esquema mercantil adoptado es extremadamente oneroso para las arcas públicas. Desde 2005, la sociedad ha desembolsado más de 502 millones de euros de los que una parte sustancial son impuestos y dividendos
  • El nuevo consejero delegado impulsará mejoras en la gestión de una infraestructura muy compleja pero vital para la movilidad en la ciudad de Madrid

El consejo de administración de Madrid Calle 30 ha nombrado en la reunión celebrada hoy un nuevo consejero apoderado de la empresa municipal mixta. El ingeniero de Caminos, Canales y Puertos Samuel Romero asumirá la dirección de la sociedad encargada de la vía de circunvalación M30 y buscará mejoras en la gestión de la misma.

Desde 2005 la sociedad mixta Madrid Calle 30 ha desembolsado más de 502 millones de euros que podrían haberse evitado si se hubiera adoptado otra alternativa de gestión. Su única fuente de ingresos es el Ayuntamiento de Madrid, que posee un 80% de la sociedad y asume en exclusiva el pago de tasas, dividendos y costes de mantenimiento de la vía con una transferencia anual superior a los 140 millones de euros.

Madrid Calle 30 se creó en 2004 como sociedad de gestión directa, pero un año más tarde pasó a un modelo de gestión indirecta través de una sociedad de economía mixta. La Empresa de Mantenimiento y Explotación S.A. (EMESA), formada por Ferrovial Servicios SA, Dragados SA y API Conservación S.A., se adjudicó el concurso y el 20% de la sociedad.

La sociedad se fundó inicialmente para construir los túneles de la M-30 con la intención de que no computara como deuda municipal. El objeto social y la actividad principal incluyen la gestión, explotación y mantenimiento, además de las obras de reforma y mejora, de la vía de circunvalación M-30 y sus infraestructuras y espacios relacionados. La sociedad ya no tiene deuda bancaria, ya que ésta fue traspasada al Ayuntamiento en 2011. Aun así, sigue funcionando con el diseño mercantil inicial.

Desde 2005, el coste del diseño de Madrid Calle 30 ha sido elevadísimo. De los 502.299.296 euros, más de 289 millones corresponden al pago del IVA repercutido y más de 106 millones al Impuesto de Sociedades. Se trata de impuestos que podrían haberse ahorrado si el Ayuntamiento hubiera asumido la obra y posterior mantenimiento y gestión de infraestructuras. Los dividendos pagados a los socios privados han ascendido a más de 39 millones de euros a los que hay que añadir o intereses pagados por la deuda subordinada y que superan los 66 millones de euros.

Samuel Romero asume ahora el cargo de consejero delegado de empresa, que cuenta con 13 trabajadores. Cuenta con experiencia en gestión y como ingeniero especialista en cimientos y estructuras para diversas empresas. Hasta el momento desarrollaba desde Londres labores de responsabilidad en el mantenimiento, la modificación y la mejora de carreteras e infraestructuras, y el diseño de nuevas vías.

El nombramiento de Samuel Romero, a propuesta del Ayuntamiento de Madrid, impulsará mejoras en la gestión de Madrid Calle 30.

Subir Bajar