Madrid, ciudad educadora 1898/1938. Memoria de la escuela pública.

Recuperar la memoria y descubrir la historia de los numerosos centros escolares públicos que abrieron sus puertas en Madrid durante el primer tercio del siglo XX es el objetivo de Madrid, ciudad educadora 1898/1938 – Memoria de la Escuela Pública.

Una exposición que muestra un momento de la historia de la ciudad de Madrid, en parte olvidado y del que la ciudadanía debería sentirse orgullosa, considerado como un referente del proceso de renovación pedagógico que fue fundamental para la modernización del sistema educativo español.

Se podrán realizar visitas en grupo con guía propio, máximo de 12 personas, dada la configuración del espacio expositivo. Inprescindible reserva previa a través del formulario de solicitud, disponible en "Información relacionada".

 

  • Gratuito

Fecha

Madrid, ciudad educadora 1898/1938. Memoria de la escuela pública. www.madrid.es 19/03/2019 23/03/2019 07/10/2019

Del sábado 23 de marzo de 2019 al lunes 7 de octubre de 2019

Sala de exposiciones temporales del Museo de Historia de Madrid, en el horario habitual del Museo.

Lugar de celebración

Nombre
Museo de Historia de Madrid
Dirección
CALLE  FUENCARRAL,  78   28004  MADRID 
Madrid
España
Barrio / Distrito
JUSTICIA / CENTRO
Teléfono
Work 917 011 863
Web
http://www.madrid.es/museodehistoria

Madrid, ciudad educadora 

La exposición recupera la memoria de las decenas de grupos escolares que se construyeron en Madrid durante el primer tercio del siglo XX desde una mirada pedagógica, es decir, reconstruyendo las prácticas escolares y la vida cotidiana de sus protagonistas a través de una gran cantidad de objetos y material didáctico que forma parte del patrimonio de los propios centros que continúan dando servicio como colegios públicos, junto a una gran colección de fotografías y de material audiovisual.

Madrid ciudad educadora realiza un recorrido didáctico por la historia de la enseñanza madrileña desde 1898, introduciendo al visitante, en primer lugar, en el concepto del regeneracionismo, que tras el desastre de 1898 apuntaba a la educación como una de las vías para transformar la sociedad, convirtiendo la 'España vieja' en la “España nueva” a través de la educación primaria.

Posteriormente se desarrollan los diferentes planes que se pusieron en marcha para promover la construcción de los grupos escolares, a veces financiados por el Estado, otras veces por el Ayuntamiento de Madrid y en otros casos, de forma conjunta, y que permitieron que desde 1902 y hasta 1938 se edificaran o se rehabilitaran 83 grupos escolares, muchos de los cuales continúan prestando servicio como colegios públicos.

La Escuela graduada

La mayor parte del espacio expositivo está dedicado a mostrar las innovaciones que trajo la incorporación de la escuela graduada, en lugar de la escuela unitaria, al sistema de educación público. El relevo de la escuela unitaria, constituida por una sola clase con un único maestro para todos los alumnos de todas las edades, por una escuela graduada, con varias clases o grados y varios maestros al frente, supuso el reto fundamental al que se tuvo que enfrentar la educación española (y la mayoría de países occidentales) durante el primer tercio del siglo XX para abordar su modernización.

Este cambio implicaba no solo un importante cambio de mentalidad en los métodos de trabajo de los maestros, sino también nuevos espacios y nuevos materiales didácticos: desde nuevos espacios escolares, (aulas separadas, bibliotecas, laboratorios, talleres o gimnasios) y sociales, (patios, salas de baño y duchas, servicios médicos, comedores e incluso piscinas), pasando por la incorporación de las aulas colaborativas con mobiliario que permitiese a los alumnos trabajar en grupo.  

Dentro de estos nuevos espacios escolares, el patio de recreo merece un apartado especial, ya que era un desconocido en España y gracias a que todos los grupos escolares que se construyeron en esa época contaban con uno e incluso con azoteas habilitadas para el esparcimiento de los niños y niñas, se introdujo el juego libre, así como las clases al aire libre dentro de la actividad escolar diaria. 

Por último, dentro del apartado dedicado a la escuela graduada, se dedica una atención especial al 'tiempo': por un lado, en cuanto a la duración de la estancia en la escuela, por otro la clasificación de los estudiantes en grupos y en tercer lugar, la incorporación, por primera vez, de horarios que establecían las actividades que se tenían que desarrollar dentro de las escuelas, que debían abrir sus puertas doce horas diarias, incluidos sábados y domingos. 


Se podrán realizar visitas en grupo con guía propio, con un máximo de 12 personas, dada la configuración del espacio expositivo. Las reservas se realizarán a través del formulario adjunto o en el correo smuseosm@madrid.es

 

Organización

Organización Oficina de Derechos Humanos y Memoria del Ayuntamiento de Madrid con el comisariado de la Fundación Ángel Llorca y la catedrática de Historia de la Educación María del Mar del Pozo y la colaboración de más de 30 Escuelas Históricas Madrileñas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar