Otras facetas

Además de contarse entre las mejores novelistas de su época, Pardo Bazán cultivó múltiples facetas como periodista, poeta, ensayista, crítica literaria, dramaturga o editora, y realizó prólogos de autores notables como Luis de Oteiza, o Álvaro Alcalá Galiano.

También ejerció una notable actividad como traductora de importantes autores franceses como Pierre Loti y Edmond de Goncourt o rusos como Dostoievski o Turgenev. Lecturas que además dejaron huella en su propia creación literaria y en la de sus contemporáneos.

Luchadora incansable por la emancipación social e intelectual de las mujeres, reivindicó la instrucción como algo fundamental, dedicando a ello parte importante de su actuación pública. Publicó ensayos como La mujer española (1890), y en 1905 se convirtió además en la primera mujer socia del Ateneo de Madrid, donde llevó a cabo la lectura pública de su obra La revolución y la novela en Rusia (1887).

En 1916 será la primera mujer en ocupar la cátedra de literaturas neolatinas en la Universidad Central de Madrid,​ que años después le rendiría homenaje con la publicación El centenario de Doña Emilia Pardo Bazán (1952)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar