La construcción del templo

La ciudad de Debod estaba en la frontera norte de la Baja Nubia, a muy pocos kilómetros de la Primera Catarata del Nilo y de los santuarios de la isla de Filé.

En el Reino Nuevo debió existir allí un pequeño santuario dedicado a Amón. Quizás a este monumento, del que sólo conocemos dos fragmentos con el nombre del faraón Seti II, se deba el nombre de la villa: Ta Hut, "la ciudad del templo", del que parece derivar el actual nombre de Debod.

Sobre los restos de ese antiguo santuario, el rey Adijalamani de Meroe construyó, a principios del siglo II antes de Cristo, una pequeña capilla dedicada a los dioses Amón de Debod e Isis de Filé. Adijalamani, como años antes había hecho su predecesor Arqamani, aprovechó la rebelión del sur de Egipto contra Ptolomeo IV, para extender su control político hasta la Primera Catarata. Arqamani y Adijalamani construyeron varios templos en localidades de la Baja Nubia, incluida la isla de Filé.

La capilla construida por Adijalamani constituye el núcleo original del templo de Debod. En sus paredes, decoradas con escenas, se nos muestra a este rey meroita realizando ofrendas a los dioses egipcios.

Antiguamente la capilla presentaba un aspecto muy distinto al actual, ya que sus paredes y techo estaban pintados. Los restos de color se perdieron definitivamente en el siglo XX tras su larga inmersión bajo las aguas del lago de Asuán.

Sofocada la revuelta en el sur de Egipto, los reyes Ptolomeo VI y su sucesor, Ptolomeo VIII, retomaron el control de la Baja Nubia. En Debod, estos monarcas ampliaron el primitivo santuario construido por Adijalamani, dotándolo de nuevas capillas, una terraza y un pilono. La pequeña capilla original dió paso a un pequeño, pero completo, templo egipcio. Ptolomeo VIII consagró un sagrario monolítico o naos para guardar la estatua de la diosa Isis que desapareció en el siglo XIX. Un segundo sagrario, dedicado a Amón de Debod, fue mandado construir por Ptolomeo XII y todavía hoy se conserva en su capilla.

Tras la victoria sobre Marco Antonio y la reina Cleopatra, Roma conquistó Egipto en el año 30 antes de Cristo. En ese periodo el vestíbulo del templo de Debod  y la fachada principal fueron decorados con escenas en las que aparece representado el emperador romano Augusto. También en época romana fueron construidos dos pilonos, una vía procesional y una terraza en el Nilo, así como una capilla, que se ha interpretado como un mammisi

En el año 635, los templos de Filé fueron clausurados al culto pagano. Los pequeños templos de la Baja Nubia vinculados a la diosa Isis, entre ellos Debod, fueron cerrados y abandonados. Nubia desapareció para el mundo occidental hasta que, doce siglos después, viajeros y aventureros europeos redescubrieron sus antiguos monumentos.

Redescubriendo Debod >>>

Quizá también te interese ...

¿Te ha sido útil esta página?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar