José Fernández, concejal de Salamanca, y Paloma García Romero, delegada de Obras y Equipamientos, visitan la zona, abierta desde hoy a la circulación

El entorno de General Pardiñas afectado por la explosión de gas de mayo recupera la normalidad

10/08/2022
  • Hoy concluyen los trabajos de desescombro y afianzamiento que, desde el momento de la explosión, han desarrollado los servicios técnicos municipales para garantizar la seguridad
  • Los vecinos de General Pardiñas 33 regresaron a mediados de julio; los de Ayala 78 lo hicieron el pasado día 3 y mañana se devuelve el edificio de General Pardiñas 35 a sus propietarios
  • Desde el primer momento el Ayuntamiento ofreció solución habitacional a quienes así lo pidieron, servicios de apoyo psicológico y jurídico, así como la ayuda de la OMIC para ayudarlos con las gestiones con sus respectivas compañías de seguros

Galería de imágenes

Con la apertura al tráfico rodado y peatonal realizada esta mañana, el entorno de la calle del General Pardiñas 35 recupera la normalidad tras la explosión de gas que tuvo lugar el pasado 6 de mayo y que obligó a la cortar la circulación mientras se llevaban a cabo los trabajos de desescombro y afianzamiento de los tres inmuebles -General Pardiñas 35 y 33 y Ayala, 78- afectados por la deflagración para garantizar la seguridad de vecinos y transeúntes.

Esta mañana el concejal del distrito de Salamanca, José Fernández, acompañado por la delegada de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero, y de los servicios técnicos municipales ha visitado la zona para comprobar el estado de los trabajos y la vuelta a la normalidad de la circulación.

Con la entrega del edificio mañana a los vecinos de la finca de General Pardiñas, 35, el Ayuntamiento pone fin a los trabajos que han venido realizando los técnicos de la Dirección General de Ejecución y Control de la Edificación del Área de Desarrollo Urbano desde el momento de la explosión para garantizar la seguridad de las tres fincas afectadas y facilitar la vuelta de los residentes a sus domicilios. Una labor en la que han estado también implicadas el Área de Familias y la junta municipal del distrito.

A mediados de julio los vecinos de General Pardiñas 33 ya pudieron retornar a sus casas. El pasado 3 de agosto lo hicieron los de Ayala 78, tras consolidar los servicios técnicos de urbanismo uno de los muros afectados de la finca. Por lo que respecta a los residentes del número 35 de General Pardiñas, el inmueble más afectado porque en él tuvo lugar la explosión, será mañana cuando se les permita la entrada para que, junto con sus compañías de seguros, valoren el destino final de la finca, presentando un proyecto de rehabilitación o de demolición y reconstrucción si fuera el caso.  En este sentido Fernández reiteró el compromiso municipal de “facilitar y agilizar al máximo la tramitación del proyecto que presenten para conseguir que los vecinos recuperen sus viviendas lo antes posible”.

Atención continua

Fernández recordó que desde el momento de la explosión el Ayuntamiento ha prestado atención continua a los afectados no sólo en lo referente a la seguridad de los edificios “sino también dándoles solución habitacional a quienes así lo quisieron y poniendo a su disposición un servicio de apoyo psicológico, otro de ayuda jurídica más a la OMIC para asesorarles en las gestiones con sus respectivos seguros”.

También recordó que desde la junta municipal y desde el Área de Desarrollo Urbano se han mantenido reuniones quincenales con los afectados para informarles puntualmente del avance de los trabajos, de los informes sobre la afección de sus inmuebles y de todo lo relativo a su vuelta a casa. /

Más archivos multimedia

Subir Bajar