Clínica Jurídica-Mediación administrativa

Es un proyecto novedoso en el curso 2018-19 que lo lleva a cabo la Universidad Carlos III de Madrid y la Unidad de Mediación Administrativa Municipal del Ayuntamiento de Madrid. 

Las actividades de la Clínica Jurídica se desarrollan con la pretensión de acercar los estudios de Derecho a la realidad social, reforzando el compromiso ético de los estudiantes con las personas más vulnerables de la sociedad a quienes se ofrece sin coste un servicio de asesoría legal. Es un instrumento óptimo para vincular a los estudiantes de la rama Jurídica a los movimientos en favor de los derechos civiles, a las causas de interés público y al acceso a la justicia. 

Se trata de hacer mediación administrativa. En una primera fase se centra, sobre todo, en temas de Medio Ambiente ofreciendo una interlocución divulgativa de la mediación administrativa entre el Administrado (ciudadanía) y el Ayuntamiento, en el marco de los conflictos vecinales relacionados con elementos medioambientales (denuncias de ruidos, olores, etc., fundamentalmente, de comunidades de propietarios) que concluyen con expedientes sancionadores. El estudiantado implicado lleva a cabo una labor explicativa sobre el procedimiento administrativo que se ha desarrollado (plazos, sobre qué es un recurso de reposición, cuánto puede costar un abogado, etc.) y que concluye en una resolución administrativa emanada del Ayuntamiento para, en el marco de la mediación administrativa, posibilitar al ciudadano la toma de decisiones eficientes y razonables. En todo caso, se trata de utilizar un lenguaje claro.

Clínica jurídica-mediación administrativa

El Ayuntamiento de Madrid facilita la participación en las entrevistas informativas en las que los estudiantes, si la parte lo desea, la asesorarán en las cuestiones que plantea relacionadas con la materia objeto de debate. El asesoramiento no tiene por qué ser inmediato dado que puede requerir estudio así como contraste con los profesores y ser facilitado posteriormente, tanto por escrito como presencialmente, según se valore la idoneidad. El Ayuntamiento, a través de las mediadoras que intervienen, garantiza que se cumplan los principios que inspiran la mediación administrativa, como la confidencialidad, la voluntariedad, la gratuidad y la imparcialidad de mediadores/as y asesores jurídicos que intervienen, en su caso. Facilita el espacio municipal de mediación para que se lleve a cabo esta actividad. En la puesta en marcha del proyecto piloto de trabajo el número estimado de estudiantes que participan es de entre 2 y 5.

El desarrollo del proyecto se realiza de febrero a junio de 2019.

El proyecto se viene desarrollando desde febrero a junio (curso 2018-19) hasta la actualidad. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar