Mujeres activas en Senegal

La Fundación Musol, en colaboración con la Dirección General de Cooperación y Ciudadanía Global del Ayuntamiento de Madrid, ha puesto en marcha un proyecto para que la población más empobrecida de Dakar (Senegal) tenga acceso al agua potable.

Más de 4500 personas que viven en situación de pobreza, verán reconocido también su derecho a la salud puesto que sufren muchas enfermedades de transmisión hídrica.

Los comités de gestión estarán formados en un 50% de sus miembros por mujeres. Para ello están siendo formadas en gestión administrativa y financiera.

En la zona periurbana de Dakar (Senegal) se vulnera de forma sistemática el derecho al agua y al saneamiento, afectando de manera muy importante a un gran número de personas que viven en situación de pobreza. Son residentes en asentamientos desorganizados, sin servicios básicos, que han crecido de forma muy rápida sin planificación previa, fruto de la migración interna del campo a la ciudad. Con este proyecto financiado en un 80% por el Ayuntamiento de Madrid, se promoverá el derecho al agua de más de 4.500 personas.

Son muchos los kilómetros que deben recorrer cada día las mujeres para abastecer sus hogares. Facilitar el acceso a este bien, directamente en sus domicilios, o con fuentes muy próximas, reducirá de forma considerable su carga de trabajo.

Los patrones tradicionales relegan a las mujeres a tareas domésticas (preparación de alimentos, higiene del hogar, de los niños) y limitan su participación en la vida pública. La fundación Musol ha sabido ver en esta circunstancia un importante factor de cambio. Son imprescindibles para la aplicación correcta de las medidas que se les indica en el uso del agua, higiene y saneamiento.

Ya se han construido y conectado 10 fuentes de las 15 que están previstas (y que estarán terminadas en la primera mitad del 2011) y dos pozos, los cuales están regulados por los comités de gestión comunitarios. Estos pozos modernos no están a más de 100 metros de sus casas o 5 minutos de sus viviendas.

En las zonas donde no es posible ampliar la red por motivos técnicos, las familias se abastecen a partir de fuentes comunitarias, pozos mejorados y pozos tradicionales. La calidad, la proximidad y la asequibilidad de los pozos y de las fuentes comunitarias son cruciales para estas familias sin acceso a los servicios estatales.

La implicación de las mujeres es muy alta, entienden los grandes beneficios que supone para ellas dejar de recorrer larguísimas distancias en busca de agua. Esto hace que puedan disponer de más tiempo para su formación en talleres de sensibilización (buen uso y manejo del agua, herramientas de gestión y de participación en las políticas públicas locales…).

Las mujeres cuentan con asociaciones muy consolidadas

El hecho de que la gestión de los sistemas de aguas sea realizada principalmente por comités de agua de carácter comunitario, facilita de forma muy importante la participación de las mujeres ya que se convierte para ellas, en un espacio fundamental en la toma de decisiones dentro de su entorno.

El objetivo último es que, de los miembros del comité, el 50% sean mujeres. Para esto se están llevando a cabo importantes campañas de sensibilización y formación. Son capacitadas tanto en gestión administrativa como financiera. Todo un éxito si tenemos en cuenta que, según los últimos datos de la Unesco la tasa de alfabetización en Senegal es del 51.9% (hombres: 64,81% frente al 39,8% de mujeres).

Para la puesta en marcha de este proyecto, la fundación Musol considera que las asociaciones de mujeres han sido claves en su trabajo dentro de este territorio. Gracias a ellas se están alcanzando con gran éxito los objetivos del proyecto.

Tradicionalmente, en esta zona de Senegal, se cuenta desde hace tiempo con asociaciones donde participan de forma muy activa y numerosa las mujeres. Por ejemplo, la Asociación de Sangalkam (FRAS) tiene 1800 socias, al igual que la de Bambilor (REFER), entre otras,  realizan importantes actividades socioeconómicas.

 

Mejora de la salud de la población infantil

Los niños y niñas constituyen el mayor porcentaje de población destinataria prevista en el proyecto, ya que el 42% de las personas destinatarias tienen menos de 14 años. Es un sector muy vulnerable por las graves consecuencias que tiene en su salud la falta de saneamiento adecuado y el acceso al agua en calidad y cantidad necesaria.

La infraestructura puesta en marcha y los talleres de sensibilización ayudarán de forma notable a que se reduzcan de forma las enfermedades que sufre la población infantil por transmisión hídrica.

El proyecto ha sido cofinanciado en un 76,76% del coste total del mismo La Dirección General de Cooperación y Ciudadanía Global del Ayuntamiento de Madrid, a través de la Convocatoria pública de subvenciones de 2018. El proyecto “Promoción del Derecho Humano al agua y saneamiento en la zona periurbana de Dakar, mejorando las políticas climáticas locales. -Comunas de Sangalkam, Yéne, Bambilor-
(Senegal)” estará finalizado en la primera mitad de 2021

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar