Gracias a la cesión altruista de un empresario

El Ayuntamiento habilita un hotel y una pensión para proteger del coronavirus a los solicitantes de asilo y personas sin hogar

15/03/2020
  • Las personas sin síntomas contarán con 56 plazas ampliables a 110 en un hotel y otras 70 en una pensión madrileña
  • El Ayuntamiento trasladará a las personas con síntomas de infección a los módulos de Villa de Vallecas y al centro Juan Luis Vives, donde recibirán la atención adecuada

El delegado del Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, ha anunciado este domingo que el Consistorio madrileño trasladará a los solicitantes de asilo y a las personas sin hogar sin síntomas de coronavirus a un hotel en Arganda del Rey y a una pensión en la capital, donde podrán realizar el aislamiento decretado por el Gobierno. Por otro lado, las personas con síntomas serán trasladadas al centro de emergencia para solicitantes de asilo de Villa de Vallecas y al centro para personas sin hogar Juan Luis Vives de Vicálvaro, donde recibirán la atención sanitaria adecuada.

“El objetivo es que las personas que no tienen casa dispongan de lugares seguros y reciban la mejor atención posible”, ha explicado Aniorte, que ha lamentado que personas sin hogar formen parte de uno de los colectivos más vulnerables en esta crisis sanitaria.

De esta manera, el Ayuntamiento derivará a solicitantes de asilo y personas sin hogar que no presenten síntoma de infección por COVID-19 al hotel de Arganda, que contará con 56 plazas ampliables hasta 110 gracias a la cesión altruista de un empresario y a una pensión con 70 plazas, de las cuales ya se utilizan 40. Estas personas, que actualmente residen tanto en los módulos de Villa de Vallecas como en el centro Juan Luis Vives podrán realizar el aislamiento preventivo en sus nuevas ubicaciones.

Nuevas medidas contra el coronavirus

Estas medidas se suman a la ya anunciada ampliación de la campaña del frío hasta el 31 de mayo, que permitirá contar con 479 plazas y 30 de centros de día mientras se supera lo peor de la crisis del coronavirus. Además, el Ayuntamiento ha implantado un protocolo por el que los centros de la red municipal se adaptan a las medidas indicadas por las autoridades sanitarias mediante el establecimiento de espacios de aislamiento, la suspensión de cualquier visita o actividad grupal no imprescindible y el seguimiento a las personas que presenten síntomas.

“Estamos trabajando en nuevas iniciativas destinadas a evitar las peores consecuencias que la crisis puede tener para las personas sin hogar, que anunciaremos lo antes posible”, ha adelantado Aniorte, quien se ha mostrado confiado “en que las medidas tomadas por el Gobierno de España sirvan para mejorar el suministro de materiales necesarios para la protección de los profesionales que trabajan en nuestros centros”. /

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar