La Junta de Gobierno aprueba el proyecto inicial de Ordenanza de Protección contra la Contaminación Acústica y Térmica

Madrid planta cara al ruido

18/11/2010
  • Por primera vez se sanciona -con multas de 300 a 600 €- a quienes que causen molestias vecinales por ruido mientras consumen bebidas en los espacios públicos entre las 23.00 y las 7.00 horas
  • Regula además las alarmas, el uso de megafonía en las calles, obras, carga y descarga, recogida de contenedores o fiestas particulares, sancionando los comportamientos cuyo ruido moleste a los vecinos
  • La norma, que se aprobará en enero, protege los entornos de las residencias de mayores,  centros sanitarios y de urgencias, prohibiendo la instalación de actividades recreativas a una distancia inferior a 100 metros
  • Se abre ahora un periodo de un mes de información pública y presentación de alegaciones, y se espera la aprobación definitiva de la Ordenanza en el Pleno del próximo mes de enero

Galería de imágenes

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha presentado hoy en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, la nueva ordenanza de Protección Acústica y Térmica, entre otros asuntos

La Ciudad de Madrid intensifica su lucha contra el ruido. La Junta de Gobierno ha dado el visto bueno al proyecto inicial de la Ordenanza de Protección contra la Contaminación Acústica y Térmica, que sustituirá -cuando se apruebe en el Pleno del próximo enero- a la vigente desde 2004. El nuevo texto se adapta a la legislación estatal en materia de ruido. El Ayuntamiento de Madrid se dota así de un nuevo instrumento para garantizar que los ciudadanos puedan disfrutar de derechos fundamentales. Sin duda, el ruido, en determinadas situaciones y cuando sobrepasa los límites establecidos, es un elemento que distorsiona la convivencia.

Con la adaptación de la normativa se da un paso más en la respuesta municipal al fenómeno del ‘botellón', ya que por primera vez se sanciona -con multas de 300 a 600 euros- a las personas que produzcan molestias vecinales por ruido mientras consumen bebidas en los espacios públicos, es decir tanto en la vía pública como en espacios verdes, e incluso en espacios exteriores de titularidad privada y uso público. Este hecho, será sancionable cuando se produzca en horario nocturno, esto es, de las 23.00 hasta las 7.00 horas.

Se establece además un nuevo marco para las relaciones de convivencia vecinal, sancionando aquellos comportamientos que causen molestias de ruido a los vecinos. Regula cuestiones tan diversas como las alarmas, el uso de megafonía en las calles, obras, carga y descarga de mercancías, recogida de contenedores de residuos o fiestas particulares.

Por otra parte, la Ordenanza protege especialmente los entornos donde se ubican residencias de mayores o centros sanitarios, de manera que prohíbe expresamente la instalación a una distancia inferior a 100 metros de todas las actividades recreativas y espectáculos públicos en los que exista música, así como el desarrollo de eventos en la vía pública  a una distancia inferior a 100 metros  de los centros sociosanitarios: centros de mayores, residencias, centros sanitarios y centros docentes si el acto se desarrolla en horario escolar.

En cuanto a la gestión del ruido ambiental, contempla  la declaración de Zonas de Protección Acústica Especial y Zonas Acústicamente Saturadas por Ocio, e incluye un catálogo de medidas concretas, entre ellas, limitaciones a la implantación de nuevos establecimientos de ocio nocturno, horario de cierre anticipado, o mayor insonorización de locales.

Tras la aprobación de hoy, se abre un periodo de un mes de información  pública y presentación de alegaciones, y se espera la aprobación definitiva de la Ordenanza en el Pleno del próximo mes de enero./

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar