Llega a Madrid una gran muestra sobre el faraón, que ya ha sido vista por 1,3 millones de personas en toda Europa

Viaje a la tumba de Tutankhamón y sus tesoros

23/05/2010
  • El pabellón 12 de la Casa de Campo, gestionado por Madrid Espacios y Congresos, acoge la exposición hasta el mes de octubre
  • El visitante puede contemplar exactas reproducciones de las cámaras funerarias y de más de 1.000 piezas del tesoro, tal y como fueron descubiertos por Howard Carter en 1922

Galería de imágenes

Cartel anunciador de la exposición 'Tutankhamón, La tumba y sus tesoros'

Poco después de conocerse los últimos estudios sobre Tutankhamón, los madrileños tienen la oportunidad de ver parte del tesoro de la tumba de este faraón: tres cámaras funerarias y algo más de mil réplicas de las piezas que lo componían. La muestra Tutankhamon. La tumba y sus tesoros llega a la capital después de haber sido vista por más de 1.300.000 personas en toda Europa. Permanecerá abierta en el pabellón 12 de la Casa de Campo, gestionado por Madrid Espacios y Congresos, hasta el mes de octubre.

El arqueólogo inglés Howard Carter descubrió la tumba de Tutankhamón el 4 de noviembre de 1922, tras siete años de excavaciones. Su hallazgo se convirtió en un suceso de gran calado mediático por su interés histórico y porque el tesoro que contenía estaba intacto. Joyas, objetos de culto, cofres, armas, instrumentos musicales, insignias reales, elaborado todo por maestros artesanos con maderas de ébano, alabastro, piedras preciosas y oro. En medio de todo ese esplendor, recubierta con pinturas murales, la cámara funeraria con los sarcófagos del faraón y la célebre máscara sobre el rostro de la momia.

La exposición ofrece la posibilidad de contemplar este tesoro funerario tal y como fue descubierto. Una experiencia que solamente los pocos que visitaron la excavación en los años 20 tuvieron el privilegio de vivir. Ante los ojos del visitante se despliegan tres de las cuatro cámaras funerarias de la tumba, en el mismo estado en el que fueron encontradas por Carter. Las figuras negras de los centinelas se erigen ante la cámara sepulcral; en la cámara del tesoro, un chacal vigila sobre un cofre la capilla de los vasos canopos igual que hace 3.000 años. También se pueden contemplar las reproducciones del sarcófago de cuarcita, los cofres y las figuras de los dioses que se ocultaban en su interior, las joyas de oro de la momia, los carros de guerra y una réplica perfecta de la famosa máscara. Son más de 1.000 piezas reproducidas, de las 6.000 que se hallaron en la tumba.

Tutankhamón se convirtió en faraón de Egipto a los nueve años y murió en misteriosas circunstancias a los 18. Su tumba evidencia esta muerte prematura. Comparada con otras del Valle de los Reyes es mucho más pequeña y da la impresión de haberse completa de forma precipitada, como si la muerte del faraón hubiese cogido a todos por sorpresa y hubieran tenido que hacer un entierro improvisado. Sin embargo, lo que la ha hecho tan especial es el hecho de ser la única del Valle de los Reyes que no fue saqueada por los ladrones. Aunque modesta para la costumbres de la época,  es increíblemente suntuosa para los estándares actuales.

Hijo del incesto
El interés por Tutankhamón se ha revitalizado gracias a los últimos estudios dados a conocer recientemente. Hace poco más de dos meses, el Journal of the American Medical Association (JAM) publicaba un estudio sobre el ADN del faraón realizado por el Consejo Superior de Antigüedades (CSA) de Egipto, que revelaba la descendencia del faraón y las causas prematuras de su muerte. El padre de Tutankhamón fue el faraón Ajenatón, casado con la reina Nefertiti. De esa unión nacieron seis hijas, pero ningún hijo varón.

Los egiptólogos han considerado la posibilidad de que la madre de Tutankhamón fuese Kiya, la segunda esposa de Ajenatón, de la que sólo conocemos su imagen gracias a la tapa de uno de sus vasos canopos. Pero a partir de los estudios publicados recientemente por JAMA, se postula otra candidata: una posible hermana de Ajenatón, de la que se tiene su momia, pero se desconoce su nombre.

En todo caso, parece confirmado que Nefertiti sólo fue la madrastra de Tutankhamón y posteriormente su suegra, ya que se casó con una de sus seis hijas. 

Los resultados del ADN han confirmado también las causas de la  temprana muerte del joven faraón. Los análisis establecieron que padeció necrosis vascular en el pie izquierdo. Una enfermedad crónica que  empeora con el tiempo, y que le obligó a caminar con dificultad. El equipo de investigadores concluyó que Tutankhamón tenía una constitución débil, debilitada aún más por la malaria. Probablemente, la caída de carro en la que se rompió la rodilla excedió su resistencia y le causó de modo directo la muerte.

La muestra ocupa 3.000 metros cuadrados del Pabellón 12 de la Casa de Campo, situado frente al Palacio de Cristal. El precio de la entrada incluye una audioguía que permite escuchar el sonido de los videos introductorios, y explica los detalles y datos históricos de los objetos expuestos. Se ofrece una audioguía para niños de hasta 12 años y otra para adultos en español, alemán e inglés. /

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar