Nota aclaratoria

Carmena no se reunirá con colectivos que no respeten los derechos humanos e inciten a la violencia

05/11/2015
  • No hay ninguna razón para que el Ayuntamiento de Madrid se reúna con el denominado Hogar Social Madrid, un grupo de clara ideología nazi
  • En la reunión concertada para el próximo día 26 de noviembre, sólo serán recibidas las personas en situación de vulnerabilidad que vivían en el local desalojado

En la mañana de hoy jueves, 5 de noviembre, miembros del denominado Hogar Social Madrid han entrado en el Palacio de Cibeles a través de Centro-Centro (Plaza de Cibeles s/n). Les han acompañado un grupo de unas 25 personas, la mayor parte de ellas de edad muy avanzada y con aspecto similar al de personas sin hogar. Su objetivo era, al parecer, solicitar una reunión con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ya que se había anulado una anteriormente concertada. 

En relación a este hecho que ha suscitado diversas noticias en los medios de comunicación, desde el Ayuntamiento de Madrid se procede a realizar las siguientes  aclaraciones:

En primer lugar, a Hogar Social Madrid le fue concedida una cita el pasado mes de septiembre porque habían solicitado reunión para ver qué se podía hacer con la situación social de desamparo de personas sin hogar que tenían ellos supuestamente alojados, según manifestaba el propio colectivo. Dado que los servicios sociales municipales intervinieron ya con esas personas para buscar alternativas de apoyo social, no tenía sentido mantener la reunión, ya que el objeto de la misma (conectar con los servicios sociales y proponer alternativas) se había conseguido. 

No hay ninguna razón para que el Ayuntamiento de Madrid se reúna con el denominado Hogar Social Madrid, un grupo de clara ideología nazi y de conductas violentas que rebasan cualquier línea roja de respeto a los Derechos Humanos.

En este sentido, esta mañana, y aunque la cita se ha dado nominalmente a una persona del Hogar Social Madrid, que ejercía la portavocía del grupo allí reunido, queremos aclarar que la misma se debe a nuestra preocupación por la situación social de la mayor parte de las personas que allí han acudido, a los que, no obstante, se les ha informado de la posibilidad de conexión directa con Servicios Sociales. Este es el motivo de la reunión concertada y, por tanto, el día de la entrevista, el próximo 26 de noviembre, no se permitirá la entrada a aquellas personas que puedan ser identificadas como pertenecientes al Hogar Social Madrid o a grupos similares. 

Asimismo, el Ayuntamiento de Madrid expresa su preocupación ya que se observa la manipulación de este tipo de grupos a colectivos enormemente vulnerables, como las personas sin hogar, que son utilizadas para reivindicaciones en contra de los Derechos Humanos y la igualdad entre las personas.

Este Ayuntamiento, como es conocido, tiene la voluntad de dialogar con todo el mundo, con una clara excepción: aquellos que no respetan los Derechos Humanos en su totalidad y que manipulan precisamente a los más desfavorecidos.

Hogar Social Madrid es un espacio en el que participan personas de ideología nacional socialista que manifiestan que su intención política es la de dar «cobijo y alimento (exclusivamente) a españoles», vinculados al partido extinto Movimiento Social Republicano (MSR), así como a grupos violentos como UltraSur o Frente Atlético y también con grupos nazis de Alemania o Casa Pound en Italia. El Movimiento Social Republicano llevó en sus listas electorales para las elecciones generales de 2004 a 17 militantes de la organización nazi Blood & Honour, ilegalizada por "asociación ilícita" y tenencia de armas. Sus dos primeras sedes situadas en los madrileños barrios de Tetuán y Chamberí fueron bautizadas como Hogar Social Ramiro Ledesma en honor al ideólogo español, fundador del movimiento nacionalsindicalista, que desarrolló inspirándose en el   fascismo de la Italia de Mussolini y en el nacionalsocialismo de Hitler.

El 2 de abril de 2014 militantes de la rama juvenil del partido, Liga Joven, atacaron un acto de apoyo a las víctimas de la dictadura franquista en la Universidad Complutense de Madrid. Previamente, trataron de boicotear un acto en la Universidad Autónoma de Madrid en el que intervenía Ada Colau, actual Alcaldesa de Barcelona y entonces portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, profiriendo gritos, insultos y amenazas.

Todo lo anterior llevó al Movimiento Contra la Intolerancia a presentar una denuncia en la que solicitaba la intervención de la Fiscalía con respecto a delitos de odio.

Por todo ello, el Ayuntamiento quiere aclarar que conoce perfectamente la actividad del colectivo que se ha personado esta mañana en el Palacio Cibeles y que ninguna institución democrática se relaciona en términos de reconocimiento con colectivos que vulneren los derechos humanos y atenten contra la dignidad de las personas. La preocupación del Ayuntamiento de Madrid por las personas en situación de vulnerabilidad es incuestionable y, como es obvio, independientemente de su lugar de origen./ 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar