Goya y los Frescos de la Florida

Francisco de Goya nació en Fuendetodos (Zaragoza) en 1746 y murió en Burdeos en 1828. Excepcionalmente creativo e innovador, se expresó con estilos muy distintos y cultivó todos los géneros.

Además de sus conocidísimas pinturas: La Gallina Ciega, La Duquesa de Alba, La familia de Carlos IV, Los fusilamientos de la Moncloa, las Majas o las Pinturas Negras, Goya realizó magníficos dibujos y series de grabados, por los que es considerado junto a Durero y Rembrant uno de los mejores grabadores de todos los tiempos. A través de su extensa producción, fue un genial intérprete de la España de su época, especialmente a partir de la grave enfermedad que lo dejó sordo (1792) y que le hizo adoptar una visión del mundo más crítica.

El conjunto mural que decora este pequeño santuario dedicado a San Antonio, además de ser una de las obras maestras del pintor, constituye un antes y un después en su carrera. En efecto, en él aparecen los elementos más típicamente goyescos utilizados hasta el momento en sus pinturas junto con los nuevos caminos que tomará su arte.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar