Conocido como la Casa del Cura, es un edificio de 4 plantas diáfanas, planta baja y sótano, en sus más de 600 m2

El colectivo vecinal “Haciendo barrio” disfruta ya de unas nuevas instalaciones

16/04/2019
  • El edificio está situado en el barrio de Malasaña, en el que se concentran un gran número de colectivos demandantes de espacios en los que poder ejercer su actividad
  • Se ha cedido siguiendo las Directrices de Cesión de Espacios Municipales a 38 entidades vecinales englobadas en el proyecto “Haciendo barrio”

 

Galería de imágenes

Representantes de las 38 entidades vecinales que forman el proyecto “Haciendo barrio” recibían ayer, lunes 17 de abril, las llaves de la que será su nueva sede y espacio de encuentro durante los próximos cuatro años, prorrogables por otros 4 años más. El local, cedido por el Ayuntamiento siguiendo las Directrices de Cesión de Espacios Municipales para garantizar la transparencia y la igualdad de oportunidades a lo largo de todo el procedimiento, se entrega un año después de que empezaran una serie de intervenciones para adecuarlo a los nuevos usos previstos cuyo importe ha ascendido a 235.502 euros. 

Con una superficie de 602,91 m2, el edificio cuenta con cuatro plantas en altura, planta baja y sótano y es conocido popularmente en el barrio de Malasaña como la Casa del Cura por haber albergado durante años la casa rectoral de la adyacente parroquia Maravillas. 

Para su cesión se tuvieron en cuenta aspectos como el arraigo en el barrio, que los proyectos presentados promovieran la participación ciudadana y el desarrollo comunitario, que el uso del espacio fuese compartido y que las actividades a desarrollar fuesen mayoritariamente abiertas, gratuitas, inclusivas y con perspectiva de género. 

Entre las asociaciones que están detrás del proyecto “Haciendo barrio” se encuentran las AFAs de los centros educativos Pi i Margall, Isabel la Católica, y Lope de Vega, la asociación vecinal Acibu, el Malasaña CF, Vecinos de Pez, Espacio de Orientación Familiar (EOF), u Onda Maravillas, entre otros. 

Esta fórmula de cesión de espacios municipales vacíos a varias entidades vecinales no solo fomenta la cooperación entre lo público y lo social si no también entre las diferentes iniciativas vecinales que van compartir un espacio, darle vida y abrirlo al barrio con actividades culturales, formativas y de ocio. /

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar