Un grupo de personas al azar supervisará la acción del gobierno municipal

31/10/2018
  • Es un nuevo órgano en el que la ciudadanía hará un seguimiento de la acción municipal y hará propuestas de mejora
  • Empezará a funcionar a principios de 2019 y estará formado por 57 personas elegidas por sorteo de una muestra demográficamente representativa de la población madrileña
  • Con el Observatorio, el Ayuntamiento de Madrid quiere dar más herramientas a la ciudadanía para participar en los procesos de toma de decisiones municipales

 

Galería de imágenes

La Junta de Gobierno de hoy miércoles, 31 de octubre, ha aprobado el proyecto inicial de reglamento del Observatorio de la Ciudad, un nuevo órgano en el que la ciudadanía participará en el diseño de las políticas públicas. En este nuevo órgano, vecinas y vecinos elegidos de forma aleatoria harán un seguimiento de la acción municipal y debatirán junto con técnicos y personas expertas en las diversas materias. Este Observatorio podrá remitir propuestas de mejora al gobierno municipal, incluyendo la convocatoria de consultas ciudadanas. 

Tal y como ha explicado el delegado del Área de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto, Pablo Soto, “es una iniciativa bastante novedosa, en Madrid se plantea como un órgano estable que se incorpora a la acción municipal y que va a evaluar constantemente al equipo de Gobierno”. 

El reglamento establece la composición, objetivos y funcionamiento del Observatorio. Una de las principales innovaciones que incluye es que sus 57 vocales titulares y los 57 suplentes -el mismo número de concejalas y concejales que hay en el ayuntamiento- serán elegidos por sorteo entre la población madrileña. 

El ayuntamiento enviará invitaciones a domicilios de la Ciudad de Madrid seleccionados por sorteo tras la aprobación definitiva del Observatorio. Las personas empadronadas en esos domicilios que acepten voluntariamente la invitación entrarán en un segundo sorteo que tendrá en cuenta las características de edad, sexo y distribución geográfica de la ciudad. Las personas que pasen a formar parte de este órgano tendrán un mandato de un año y serán excluidas de futuros sorteos. 

Asimismo, está previsto que una persona seleccionada mediante concurrencia pública ostente la presidencia del órgano durante tres años. Los miembros del Observatorio recibirán dietas por su asistencia a las reuniones, cuya cuantía fijará la Junta de Gobierno. 

Propuestas de mejora de la acción municipal

Una vez el Observatorio de la Ciudad empiece a funcionar, previsiblemente durante los primeros meses de 2019, sus miembros analizarán la acción municipal. Podrán contar para ello con información de las áreas y empresas municipales, presentar preguntas y solicitar comparecencias de personal experto. 

El Observatorio de la Ciudad, que celebrará un mínimo de ocho sesiones al año, emitirá un dictamen con recomendaciones de mejora al que el ayuntamiento tendrá que responder en un plazo máximo de 90 días y, en su caso, presentar un plan de actuación. También tendrá capacidad para evaluar las propuestas ciudadanas más apoyadas y convocar consultas ciudadanas. 

Otros observatorios internacionales

Este nuevo órgano que va a crear el Ayuntamiento de Madrid se ha fijado en modelos de éxito de otras ciudades del mundo como Berlín, donde diversos jurados ciudadanos decidieron cómo gastar el presupuesto de sus barrios durante dos años, o en un estado australiano que en 2016 consultó a 100 personas elegidas de forma aleatoria cómo querían estar representadas democráticamente a través de un consejo. 

Ambas experiencias se suman a otros modelos de participación puestos en marcha en EE.UU., Italia, Irlanda, Dinamarca, Islandia o Canadá. /

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar