Historia de los Jardines de Sabatini

La terraza donde se encuentran los Jardines de Sabatini es continuación de los grandes muros que salvan la cota de los Jardines del Campo Moro a palacio de la misma manera que en la fachada sur de palacio lo hace el patio de armas.

Desde que se construyó el palacio sus arquitectos, primero Sachetti y luego Sabatini, proyectaron jardines en el ángulo norte del Palacio que nunca se llevaron a cabo destinándose el lugar a las Caballerizas Reales.

En el siglo XX, con la desaparición del uso de las caballerizas, las edificaciones de este espacio quedaron en desuso. El Ayuntamiento de Madrid convoca un concurso libre de ideas en diciembre de 1932 para transformar el espacio. Los ganadores fueron los arquitectos Aníbal Álvarez y Durán Salgado. El segundo premio recayó en Fernando García Mercadal que, poco después fue nombrado arquitecto municipal. Dándose la circunstancia de que por consejo del jurado, el ayuntamiento había adquirido la propiedad de los proyectos, Mercadal se inspiró en las ideas que le parecieron más acertadas de unos y otros, incluidas las suyas, y puso en marcha el proyecto definitivo. Con algún retraso las obras comenzaron en 1935.

La Guerra Civil paralizará los trabajos que se prosiguieron posteriormente, finalizando las obras en 1950. Los jardines, ejecutados con algunas variantes respecto al proyecto original, fueron inaugurados en el mes de octubre de ese mismo año y se bautizaron como “de Sabatini” en honor al arquitecto del palacio y de las caballerizas reales.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar