El alcalde ha visitado los trabajos de cubrimiento de la vía de circunvalación junto a la delegada de Obras y Equipamientos y la concejala de Arganzuela

Almeida anuncia que el tráfico de la M-30 en el ámbito Mahou-Calderón recuperará su trazado definitivo en la madrugada de este domingo

25/11/2022
  • Las obras de cubrimiento, que mantiene los plazos previstos y finalizará la próxima primavera, supone una inversión municipal de 52,7 millones de euros
  • A partir de ahora los trabajos se centrarán en completar la obra civil y en conectar e integrar las nuevas instalaciones en el sistema de control del resto de túneles de la M-30
  • La fachada del túnel, de granito, se articulará con el río a través de un talud verde en el que se plantarán árboles y vegetación para integrarla en el paisaje del entorno
  • El proyecto permitirá poner fin a una histórica brecha urbana y culminar el parque Madrid Río, completando la continuidad ambiental, peatonal y paisajística de la zona

Galería de imágenes

El tráfico de la M-30, que actualmente discurre por un desvío provisional en el ámbito Mahou-Calderón, será restablecido a su trazado definitivo en la madrugada del domingo 27 al lunes 28. Así lo ha anunciado esta mañana el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, durante una visita a las obras de cubrimiento de la vía de circunvalación, en la que ha estado acompañado de la delegada de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero, y la concejala de Arganzuela, Cayetana Hernández de la Riva. Las obras, que comenzaron en septiembre de 2020, suponen una inversión municipal de 52,7 millones de euros. 

“A partir de este domingo, los madrileños podrán conocer cuál es el trazado definitivo de la nueva M-30”, ha asegurado el alcalde, que ha recalcado que las operaciones de cubrimiento de la zona concluirán en primavera de 2023, “cerrando la brecha de 600 metros que representaba el espacio donde se ubicaba el estadio Vicente Calderón” y completarán Madrid Río, “la obra de transformación urbana más importante en lo que llevamos de siglo XXI”. 

Almeida ha asegurado que “tanto los vecinos de Arganzuela como los de Carabanchel podrán disfrutar de una infraestructura verde que mejorará su calidad de vida”, al tiempo que anunciaba la construcción, en el próximo mandato, de “una pasarela peatonal que permita a los vecinos de Carabanchel acceder a esta zona de Madrid Río”. 

La restitución del tráfico supone un hito de estos trabajos que pone fin al desvío provisional que comenzó cuando se procedió al derribo del antiguo estadio Vicente Calderón. A partir de ahora, el proyecto de cubrimiento, que mantiene los plazos previstos, se centrará en completar la obra civil y en conectar e integrar las nuevas instalaciones en el sistema de control del resto de los túneles que configuran la M-30. 

Según vaya finalizando la obra civil de cubrición, los trabajos de urbanización de la zona, no incluidos en este proyecto y a ejecutar por la junta de compensación del ámbito, podrán iniciarse de manera coordinada con los de la finalización de la infraestructura subterránea. 

Culminación de Madrid Río

Las obras de cubrición de la M-30 a su paso por el ámbito Mahou-Calderón permitirán poner fin a una histórica brecha urbana en la zona y culminar el parque Madrid Río, completando la continuidad ambiental, peatonal y paisajística de uno de los proyectos de transformación urbana más importantes de la ciudad en este siglo. Para ello, el Ayuntamiento afronta la recta final de la construcción de la estructura de 620 metros de longitud y 40 metros de anchura que conllevará la mejora de la seguridad de la vía y de la calidad del aire de la zona. 

En cuanto a la fachada del túnel, estará formada por un paño de granito y se articulará con el río a través de un talud verde en el que se plantarán árboles y vegetación para integrarla en el paisaje del entorno. / 

Subir Bajar