Historia de Jardines de la Plaza de Oriente

El diseño actual de los siete parterres y las estatuas situadas en las aceras laterales de los jardines es de 1941, pero la estructura urbana de la plaza se remonta al reinado de Fernando VII en el que se inició la trasformación urbana que conformó la plaza de Oriente.

Ya en el siglo XVIII Sachetti, arquitecto de palacio, había proyectado en este lugar una plaza ajardinada, pero no fue hasta el reinado de Bonaparte cuando se produjeron los primeros derribos de manzanas, como parte de una estrategia urbana de reforma de plazas y apertura de calles. En 1817 Fernando VII encargó un proyecto a Isidro González Velázquez, que diseñó una planta semicircular, abierta frente al palacio, tomando como eje el teatro que se habría de construir en el lado opuesto. Se empezaron las construcciones, nivelaciones de tierras y se derribó el teatro de los Caños del Peral en 1817. Al año siguiente se iniciaron las obras del nuevo Teatro Real que había proyectado Antonio López Aguado y que él mismo se encargará de dirigir hasta 1831.

El teatro se inauguró en 1850 y presentaba una fachada occidental que había condicionado fuertemente el desarrollo de la futura plaza, tanto es así que las actuaciones realizadas con anterioridad tuvieron que derribarse en 1836. En 1842 los ingenieros Merlo, Ribera y Gutiérrez presentaron un proyecto de plaza rectangular con cabecera curvada y cerrada por seis manzanas simétricas, pero no llegó a materializarse.

El proyecto definitivo fue realizado en 1844 por Narciso Pascual y Colomer, durante el reinado de Isabel II, consistente en la misma idea que el anterior pero en lugar de seis manzanas simétricas llevaría dos, una a cada lado del teatro, convirtiéndose en jardines el espacio que ocupaban las otras cuatro manzanas restantes del proyecto anterior.

Tres años más tarde, en 1847, se proyectó la fuente monumental del centro de la plaza con la estatua ecuestre de Felipe IV, obra fundida por Pietro Tacca según cálculos de Galileo Galilei. Está considerada como la primera estatua ecuestre del mundo sujetada únicamente por las patas traseras del caballo (es decir, “en corbeta”). En este momento se delimitó por una verja y a su alrededor se colocaron 44 esculturas de reyes. En 1927 se eliminan tanto la verja como las estatuas. Y en 1941 se realizó el proyecto actual.

En el año 1997 se finaliza la última remodelación de la plaza que, al convertir la C/ Bailen y los laterales de plaza en peatonales, transforma la plaza en un espacio urbanístico y arquitectónico de gran calidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar