Día Internacional del Migrante

Rosa, Iwona, Tarek, Daniela, Viorel. Todos ellos llegaron a Madrid en busca de una vida mejor. Con sus expectativas y sus esperanzas, con sus miedos. Dejaron atrás sus países, sus localidades, a su familia y amigos, en definitiva, todo lo que conocían y amaban. Y apostaron por nuestra ciudad para construir una nueva vida. Son migrantes. Hoy 18 de diciembre es su día, el Día Internacional del Migrante.

 

Buscar seguridad, mejores condiciones de vida, oportunidades educativas para sus hijos. Escapar de la violencia, los conflictos o las consecuencias del cambio climático. Son las razones que impulsaron a partir a la mayoría.

En 2019, según datos de la ONU, 272 millones de personas vivían en un país diferente al de su nacimiento, lo que representa el 3,5% de la población mundial. El 30% de esos migrantes eligieron Europa. Y más de seis millones, España.

Todos somos o podemos llegar a ser migrantes. De hecho, la historia de las migraciones es la historia de la humanidad.

Madrid, como capital y por su desarrollo socioeconómico, entre otros factores, cuenta con una dilatada historia ligada a los procesos migratorios. Tradicionalmente ha acogido no sólo a extranjeros sino también a personas de otras regiones españolas. Sus calles y barrios albergan residentes de una gran diversidad de orígenes y procedencias.

Los extranjeros que residen en nuestra ciudad son 510.881 (datos a 1 de enero de 2020), el 15,3% de los vecinos de Madrid. De ellos, 237.857 proceden de América Latina y Caribe, 126.384 de la Unión Europea, y 37.026 de África. Los países que tienen más peso en estas cifras son Rumanía, China, Venezuela, Colombia, Perú, Ecuador, Honduras, Marruecos y Paraguay.

Tras unos años en los que muchos abandonaron Madrid -y también España- debido a la crisis económica, el incremento ha sido constante desde 2016. Las consecuencias derivadas de la pandemia de COVID-19 han supuesto que la llegada de nuevos migrantes se haya visto frenada y sólo se sumen 4.783 migrantes en la capital durante los primeros seis meses de este año.

Los distritos en los que viven más extranjeros son Carabanchel (el 21,1% de sus habitantes son extranjeros), Puente de Vallecas (19,7%), Latina (17,1%), Usera (23,9%), Centro (24,3%), Ciudad Lineal (15,4%), Villaverde (21,2%) y Tetuán (20,1%).

Hoy es un día para resaltar la positiva contribución de estas personas a nuestra ciudad. Además de la diversidad cultural que supone, la población extranjera rejuvenece el perfil demográfico de Madrid: su edad media es de 34,7 años frente a 45,2 de los vecinos españoles. También su aportación económica es indudable pues, en general, los impuestos que pagan superan a los beneficios que reciben de las administraciones.

La migración enriquece en muchos sentidos a la sociedad de acogida. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar