La naturaleza se abre paso en el Manzanares

Finalizan las obras de renaturalización del río entre el puente de los Franceses y el de la Reina Victoria

El río Manzanares ha recuperado su estado natural después de la apertura de las presas que lo reducían a un canal artificial y tanto la fauna como la flora autóctona se han desarrollado en su cauce. Esta transformación se ha completado con las obras de renaturalización de sus márgenes en un tramo de 1,3 kilómetros entre el puente de los Franceses y el de la Reina Victoria.

El proyecto del Ayuntamiento ha creado un corredor ecológico en plena ciudad de Madrid. Un paseo por la orilla del río nos permite ver las islas que han aparecido y la vegetación que se desarrolla de forma natural. Ahora hay más comida y refugio para los animales que han encontrado el hábitat más adecuado para quedarse y reproducirse.

Biodiversidad

La transformación del Manzanares ha conseguido una auténtica explosión de vida animal, tanto de aves como de peces. El seguimiento del proceso de renaturalización del río, realizado por Ecologistas en Acción y técnicos municipales, confirma la presencia de más de 50 especies de aves y la abundancia del barbo, especie piscícola autóctona, que ha pasado a ser la dominante en el río.

Algunas de las especies censadas con mayor importancia para la biodiversidad de la ciudad son la garza real, la garceta, la gallineta, el martinete, el martín pescador o el chorlitejo chico. También pueden verse diferentes especies de gaviotas, fochas comunes o ánades reales.

El agua que corre por el cauce es más limpia y se puede apreciar el fondo arenoso del río y el llamativo desarrollo de la fauna. Poco a poco están volviendo al río las especies de siempre como el gobio, alburno, carpín, gambusia y, sobre todo, el barbo, que ha pasado a ser la especie dominante a lo largo del todo el tramo urbano.

Con la colaboración de científicos del Museo de Ciencias Naturales, el Ayuntamiento de Madrid ha iniciado experiencias de cría en cautividad en las instalaciones de la ERAR de Viveros con tres especies autóctonas de peces: colmilleja, bermejuela y boga de río, que posteriormente se reintroducirán en el río Manzanares.

Liberación de galápagos leprosos 

Con el fin de potenciar la biodiversidad y concienciar a la población de la necesidad de conservar la fauna autóctona, el Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (GREFA) ha liberado en el río quince ejemplares de galápago leproso (Mauremys leprosa), una especie más propia del clima y condiciones ecológicas del Manzanares. 

Los galápagos han sido rehabilitados en el hospital de fauna salvaje de GREFA, con sede en Majadahonda (Madrid). Son individuos de diferente sexo, aunque se han soltado más hembras que machos para facilitar su reproducción en libertad. Las edades son dispares, desde jóvenes de un año hasta adultos de más de 20 años. Los animales tienen unas marcas que no interfieren en su ciclo vital pero facilitan su identificación y seguimiento.

Todas estas actuaciones están creando mejores condiciones para el desarrollo de la fauna autóctona frente a especies invasoras como pueden ser la carpa o los galápagos de Florida, cuya suelta en espacios naturales está prohibida.

Galapagos

Flora autóctona

Al Manzanares también han vuelto las especies vegetales autóctonas después de haber eliminado ejemplares invasores de árbol del cielo y ailanto. Las obras de renaturalización han incluido la recuperación vegetal de las márgenes del río.

La falta de suelo en las orillas se ha corregido mediante el aporte de tierra para conseguir el volumen y la fertilidad necesaria para el desarrollo de las plantaciones. En la parte superior de la escollera se ha añadido un sustrato suficiente a la vez que se han rellenado los huecos entre las rocas de la rampa para lograr una ocultación parcial y su integración paisajística.

A continuación se realizó una siembra de praderas para aportar un aspecto más natural a las márgenes. Después se plantó utilizando el sistema de tresbolillo, en el que los árboles se colocan en forma de rombo con una separación de 2 metros, y eligiendo los mejores huecos en la escollera por parte de un jardinero experto para que las plantas crezcan con éxito.

Estas plantaciones tienen gran importancia porque se han introducido árboles que habían desaparecido de los paseos de los ríos o están en retroceso, como el olmo común o el aliso.

Se han plantado 5.230 árboles, 273 son de gran porte y 1.305 estaquillas, y 3.660 arbustos. Las especies utilizadas son de ribera: fresnos, olmos, álamos blancos, alisos, majuelos, saúcos, rosas silvestres, tarays y sauces. Las actuaciones propuestas se han planificado para que no generen riesgo hidrológico.

Los olmos fueron casi exterminados por la plaga de la grafiosis pero las investigaciones realizadas en la Escuela de Montes de la Universidad Politécnica de Madrid han permitido crear ejemplares resistentes a esta enfermedad. En esta plantación se han incluido 113 olmos donados por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Intervención en márgenes y caminos

Las obras comenzaron con una limpieza general de las márgenes y el lecho del río para continuar con la eliminación de algunas especies arbóreas alóctonas, como el árbol de cielo o ailanto, que ponían en peligro el ecosistema del Manzanares.

Se retiró el encintado de piedra que se encontraba desplomado y ha sido sustituido por un nuevo muro con características técnicas que favorecen el drenaje de las márgenes y por tanto garantizan su estabilidad a futuro.

Este muro ha servido de apoyo a las nuevas barandillas longitudinales que se han instalado, similares a las existentes en el parque Madrid Río, con un total de 2.329 metros incluyendo ambas márgenes. También se han mejorado los caminos adyacentes en ambas márgenes del tramo del río.

      

La huella de la Guerra Civil

Un muro que contiene impactos de bala de la Guerra Civil española se ha conservado en la margen derecha del río, en el tramo más próximo al puente de los Franceses donde se encontraba uno de los frentes de la contienda. Se va a instalar un panel informativo para poner en valor los restos y explicar a la ciudadanía esta parte de la historia madrileña.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar