Ahorro y uso eficiente del agua: medidas de gestión sostenible

El agua es un recurso natural que tiene asociado a su uso profundos valores, tanto sociales como ambientales, que hay que proteger y conservar. La falta de agua en nuestra sociedad alteraría el funcionamiento del ecosistema del que formamos parte y pondría en peligro nuestra salud, la producción industrial y la gran mayoría de las actividades de la vida cotidiana, por lo que ha de considerarse un recurso estratégico. El modelo de gestión de los recursos hídricos debe tomar como base el ciclo natural del agua,considerando su preservación en óptimo estado como el mejor legado y garantía para las generaciones futuras.

En el caso concreto de Madrid, una gran ciudad y como tal, con una elevada demanda de agua, hay que añadir el hecho de tener una climatología propia de la región en la que se encuentra, con precipitaciones anuales medias muy inferirores a la evapotranspiración potencial, lo cual obliga a tener siempre un elevado volumen de reservas para afrontar la escasez de agua en los meses secos y a prever eventuales escenarios de sequía o de déficit hídrico.

En base a todo lo expuesto, desde el Ayuntamiento de Madrid se promueven iniciativas encaminadas a una gestión y uso eficiente del agua, conviertiéndose en un referente nacional en cuanto a políticas sostenibles en materia de agua. Entre las mismas se pueden destacar la elaboración de una ordenanza municipal, así como un Plan de Gestión de la Demanda del Agua, ambas con el fin de avanzar en un uso más sostenible del agua en la ciudad, fomentando el uso racional de los recursos hídricos, el aprovechamiento de recursos alternativos y la protección de las redes de abastecimiento y de saneamiento y del sistema de depuración.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar