Fundamentos del proyecto

La producción mundial de alimentos es responsable de un tercio de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero (GHC/GEI). Al mismo tiempo, también influye el cambio climático.

Más de un tercio de la producción mundial de alimentos por año (40% a nivel europeo) se desperdicia. Este desperdicio de alimentos incide en el clima.

El cambio del sistema alimentario (patrones de producción y consumo) es un aspecto clave para hacer frente al cambio climático, debido a su carácter transversal y la naturaleza capilar, tanto en el sistema económico como en la vida cotidiana. Los alimentos son el elemento clave del cambio.

Los jóvenes son agentes de cambio,un objetivo crucial no solo por el papel que asumirán en la futura gobernanza sino también porque son los participantes más ingeniosos del cambio. Representan el 17,2% de la población de la UE (15-29 años) y se espera que aumenten: la población joven de los países que participan en el consorcio representan el 87% de los jóvenes de la UE (Eurostat, 2016). Aunque la edad establecida para la campaña será la población comprendida en la franja de 15 a 35 años.

Basándose en 4 pilares fundamentales: Concienciación, compromiso, divulgación y ciudadanía europea.

Los jóvenes necesitan ser conscientes de cómo pueden adoptar comportamientos positivos en su vida diaria, participar plenamente en el cambio y empoderar a sus parescomo parte de una ciudadanía europea activa.

Esta campaña se concibe como un como un piloto adaptable y replicable a las especificidades de cada ciudad donde se ejecute el proyecto.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar