¿Por qué debemos separar la fracción orgánica?

La normativa europea y nacional que enmarca la gestión de los residuos, determina el objetivo de alcanzar, en el año 2020, un mínimo del 50% en peso de la cantidad de los residuos de procedencia doméstica y comercial de las fracciones de papel, metales, vidrio, plástico, biorresiduos u otras fracciones reciclables, destinados a la preparación para la reutilización y el reciclado.

El objetivo final es mitigar el impacto adverso de los mismos sobre la salud humana y el medio ambiente, mejorando la eficiencia en el uso de los recursos.

Actualmente, casi la mitad de los residuos que genera un hogar son materia de origen orgánico (biorresiduos).  Para mejorar el aprovechamiento de los mismos, desde noviembre de 2017 el Ayuntamiento de Madrid empezó a recoger este residuo de forma separada en un nuevo contenedor de color gris con tapa marrón, en 17 ámbitos pioneros, así como en grandes generadores. Esta recogida se amplió en 2018 a 12 distritos completos y, en 2019 se va a extender a 8 distritos más , con lo que prácticamente la totalidad de Madrid dispondrá de este servicio. La recogida de estos contenedores se realiza todos los días de la semana, de lunes a domingo. 

Los objetivos que se buscan con esta separación son los siguientes:

•  MEJORA AMBIENTAL

Al descomponerse en el entorno, los residuos orgánicos forman líquidos que pueden contaminar el subsuelo y los acuíferos. También desprenden malos olores y emiten metano, un gas de efecto invernadero que tiene un impacto en el cambio climático incluso mayor que el CO2. Reciclando la materia orgánica evitaremos estos problemas y además obtenemos energía (biogás) y fertilizante natural para las plantas. Lo que era un residuo se transforma en un recurso, así lo que sale de la tierra vuelve a ella.

•  EFICIENCIA EN LA GESTIÓN DE LOS RESIDUOS

Con el reciclaje de la materia orgánica mejoraremos la recogida selectiva de los demás residuos, somos más eficientes en su tratamiento y aumentaremos la vida útil de los vertederos porque tardarán más en llenarse.

•  MÁS CERCA DE LOS OBJETIVOS EUROPEOS

La normativa española y europea establece un objetivo para 2020 de preparación para la reutilización y reciclaje de los residuos domésticos del 50% en peso. Actualmente, el porcentaje no alcanza el 30% de los residuos. La recogida selectiva de la fracción orgánica nos acerca a este objetivo, siendo uno de los pasos necesarios para alcanzarlo. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar