Normativa

Las nuevas tecnologías han fomentado la aparición de soluciones de movilidad urbana que favorecen los desplazamientos peatonales mediante nuevos modelos de vehículos diferentes a los utilizados tradicionalmente.

Por carecer hasta el momento de un espacio propio normalizado en las vías, los patinetes eléctricos y vehículos de movilidad urbana (VMU) generaban situaciones de riesgo al compartir el espacio urbano con el resto de usuarios, dado que además en algunos casos ostentan una masa superior a la de las personas y se mueven a una mayor velocidad que los peatones.

El primer antecedente normativo en aras de la catalogación técnica y jurídica y regulación del uso de los VMU, se encuentra en la Instrucción 16/V-124 de noviembre de 2016 en la que la Dirección General de Tráfico destacó dos características de uso de estos dispositivos:

  • La imposibilidad de asemejarlos a la figura del peatón motivo por el que no puede hacerse uso de los VMU en aceras y espacios reservados para los peatones.
  • La imposibilidad de catalogarlos como vehículos de motor al no estar incluidos en el campo de aplicación de la reglamentación europea en la materia. 

En consonancia con lo anterior, se señaló además en la citada Instrucción que:

  • Los VMU podrán ubicarse físicamente en el ámbito de la calzada, siempre que se trate de vías expresamente autorizadas por la autoridad local, quien a su vez podrá autorizar su circulación por otros lugares con las prohibiciones y limitaciones que considere necesarias (relativas a masa, velocidad y servicio al que se destinan) para garantizar la seguridad de los usuarios de la vía.
  • Dado que los VMU no son vehículos de motor y por lo tanto si bien en principio no requieren autorización administrativa para circular, a la autoridad local le corresponde determinar las exigencias técnicas o de otra naturaleza para autorizar el uso de los VMU en las vías de su competencia.
  • Los VMU y ciclos de más de dos ruedas que estén destinados a realizar actividades económicas de tipo turístico o de ocio deberán obtener previamente una autorización de la Autoridad Municipal en la que figurará, en todo caso, el recorrido a realizar, horario y cuantas limitaciones se establezcan para garantizar la seguridad de los usuarios de la vía, pudiendo a su vez recabar los informes vinculantes que considere oportunos.

Al hilo de lo anterior, el Ayuntamiento de Madrid en la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible a fin de preservar la seguridad vial en sus calles, regula específicamente las normas generales de circulación y estacionamiento de los patinetes eléctricos y los VMU en función de características tales como velocidad máxima por construcción, masa, capacidad o servicio, entre otras. 

En último término, y con la finalidad de informar convenientemente a la ciudadanía, se ha diseñado este espacio Web, en el que se intenta dar respuesta en sus diferentes apartados a todas las posibles dudas que se le puedan surgir a la ciudadanía con relación a este nuevo modo de transporte para desplazarse por la ciudad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar