Proyecto de remodelación de Plaza de España

Con el proyecto se propone recuperar la Plaza de España como lugar estancial, cívico y activo; reducir el tráfico rodado motorizado y el aumento de los espacios peatonales; incrementar la continuidad espacial entre la plaza y su entorno y conectar las áreas verdes del mismo, especialmente con la Plaza de Oriente, los Jardines de Sabatini, el Parque del Oeste y el Templo de Debod así como con Madrid Río.

El objetivo principal de la actuación es recuperar la continuidad de estos magníficos espacios públicos que actualmente están segregados por causa de las infraestructuras construidas en los años 60. Además, se pretende garantizar la accesibilidad universal y la mejora medioambiental mediante la protección y el incremento de la vegetación, y la coordinación con los sistemas de movilidad sostenible (ver imagen nueva Plaza de España).

Si bien desde sus inicios y hasta el mes de junio de 2019, los trabajos no han afectado a la movilidad motorizada, del 1 de julio al 14 de agosto de 2019 se ha registrado una ocupación del carril derecho de la calle Ferraz en sentido bajada a la calle Bailén, con corte de movimiento de la calle Ferraz a la calle Irún y otra ocupación del ramal de conexión entre Plaza de España y calle Bailén en sentido bajada.

De igual modo, se encuentra previsto que a partir del 5 de agosto de 2019 y durante aproximadamente un año, se cortará la circulación a lo largo del eje Bailén-Ferraz en ambos sentidos de circulación siendo la actuación principal el corte del túnel de la calle Bailén.

Además, desde la calle Ferraz se cortará el acceso al paso superior sobre Plaza de España, desde la Cuesta de San Vicente se cortará la rampa de subida hacia la calle Bailén, manteniéndose desde esta última calle únicamente abierto el túnel para entrada y salida de los aparcamientos bajo la Plaza de Oriente. 

A partir del 22 de agosto de 2019 y hasta agosto de 2020 se encontrarán cortadas,  adicionalmente a los viales cerrados al tráfico desde el 5 de agosto, las rampas de conexión entre la calle Ferraz y el nudo de la Cuesta de San Vicente, quedando habilitado el movimiento de la calle Ferraz a la Cuesta de San Vicente a través de la calle Irún.

En ambas fases, los sentidos ascendente y descendente de la Cuesta de San Vicente, no se cortarán, dejando este eje de entrada-salida de Princesa y Gran Vía, siempre accesible.

Más información en: www.madrid.es/incidenciastrafico .

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar