Preguntas frecuentes sobre servicios de movilidad compartida sin base fija

Respuestas a las principales preguntas de la ciudadanía con relación a las nuevas opciones de transporte en la ciudad de Madrid

El carsharing es un servicio de coche compartido en el que el usuario alquila el vehículo por cortos periodos de tiempo (en la mayoría de los casos minutos, aunque también pueden ser horas o días completos).

Según estudios realizados, con esta modalidad de movilidad compartida, se logra reducir no sólo un número importante de toneladas de dióxido de carbono, sino que además induce cambios de mentalidad en sus usuarios que disminuyen considerablemente su tiempo de conducción con respeto a propietarios de vehículos privados.

Además, los vehículos 'cero emisiones' son una alternativa para circular en los días afectados por episodios de contaminación y pueden estacionar gratuitamente en las zonas del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) y Madrid Central: Zona de Bajas Emisiones.

Como complemento de lo anterior, mediante este servicio con el que se completa la oferta pública de transporte, los usuarios se benefician de una alternativa al transporte privado, eliminando los costes asociados a su propiedad, impuestos, seguros, mantenimiento, aparcamiento, limpieza, etcétera.

El motosharing es un servicio de moto compartida en el que el usuario la puede alquilar durante el tiempo que necesite para que después pueda ser utilizada por otras personas.

No. En ningún caso. 

Los vehículos sean de uso privado o de movilidad compartida tienen que respetar las normas de circulación y estacionamiento que son las mismas en ambos casos.

El bike sharing es un servicio de bicicleta compartida en el que el usuario la puede alquilar durante el tiempo que necesite para que después pueda ser utilizada por otras personas.

Sí.

Serán de uso exclusivo para bicicletas, otros ciclos y vehículos de movilidad urbana VMU de los tipos A y B.

Las bicicletas y VMU ligados a una actividad de explotación económica, incluyendo las bicicletas eléctricas de pedales destinadas a su arrendamiento sin base fija no podrán ocupar más del 50% de las plazas existentes en una reserva de estacionamiento.

Son aquellos patinetes eléctricos de uso compartido que los usuarios pueden alquilar durante el tiempo que necesiten y después pueden ser utilizados por otras personas.

Aunque tienen que cumplir las normas de estacionamiento, no tienen asignado un lugar fijo, por eso se denominan 'sin base fija'.

Las normas de circulación son similares para los patinetes eléctricos sean de uso privado o no.

No obstante, los lugares por los que se puede circular varían en función de si el patinete es tipo A, B ó C (más información).

Normalmente, los patinetes de uso compartido que se encuentran disponibles en Madrid son de tipo B. Para este tipo de patinetes eléctricos la circulación está permitida en calzadas de calles de prioridad peatonal, viales de Áreas de Acceso Restringido, pistas bici, ciclocalles, carriles bici, aceras bici, sendas bici, calles integradas en Zonas 30 y calles en las que los carriles dispongan de velocidad igual o inferior a 30 kilómetros por hora (más información).

 

En la Ordenanza de Movilidad Sostenible para la ciudad de Madrid se regula la circulación y estacionamiento en la vía y espacios públicos de las bicicletas y VMU destinados al arrendamiento:

  1. No podrán estar construidos ni emplear materiales o elementos susceptibles de generar riesgos para la salud y seguridad de las personas usuarias ni de terceras personas. Las características de los vehículos deberán hacer posible el uso intenso al que están destinados.
  2. Deberán estar homologados conforme a la normativa comunitaria vigente.
  3. Se someterán al calendario de controles y las actividades de mantenimiento preventivo y correctivo necesario por el servicio técnico del titular, del fabricante, distribuidor o de tercero autorizado.
  4. Aquellos vehículos que no se encuentren en condiciones de circulación y uso seguro serán retirados por el titular, que no podrá situarlos en el espacio público ni arrendar su uso hasta que hayan sido reparados o sustituidos por otros seguros y plenamente operativos. El incumplimiento de estas obligaciones habilitará al Ayuntamiento de Madrid para retirar los vehículos a costa de su titular al que se impondrá el pago de las correspondientes tasas, sin perjuicio de las sanciones que correspondan.
  5. El aspecto exterior y sus elementos asegurarán la identificación del nombre o denominación comercial del titular responsable del vehículo y de que están destinadas a su arrendamiento.
  6. Cada vehículo deberá contar con un número de identificación perfectamente visible, ya sea el número de serie de fabricación o el que le asigne el titular al vehículo concreto para su identificación.
  7. El titular de los vehículos deberá disponer de un seguro que cubra la responsabilidad civil por los daños y perjuicios que pudiera ocasionarse a la persona usuaria, a otras personas y bienes, así como al patrimonio municipal.
  8. El titular de los vehículos estará obligado al pago de los tributos que, en su caso, procedan por la utilización privativa o aprovechamiento especial del dominio público local.

A su vez, las bicicletas y VMU de arrendamiento sin base fija para poder hacer uso del espacio público, precisarán la previa obtención de la correspondiente autorización demanial temporal sujeta además de a las condiciones previstas en el oportuno pliego regulador de la convocatoria pública, al cumplimiento de una serie de obligaciones entre las que se pueden destacar:

  1. Garantizar la información en tiempo real al Ayuntamiento de Madrid de la geolocalización de los dispositivos.
  2. Aseguramiento cualificado de la responsabilidad civil de cualquier riesgo relacionado con el arrendamiento y uso de los vehículos.
  3. Posible limitación del número de vehículos o elementos en uso en el espacio público por motivos de seguridad vial, seguridad ciudadana, protección del tránsito peatonal u otros debidamente justificados.

En la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible para la ciudad de Madrid se regula el uso deVMU que se utilicen para el desarrollo de una actividad económica:

  1. Deberán contar en todo caso para poder circular con un seguro de responsabilidad civil obligatoria que responda de los posibles daños que se pudieran ocasionar a terceros.
  2. Las personas usuarias de los VMU de tipos A y B deberán llevar casco.
  3. Los vehículos de los tipos A y B con un máximo de 2 personas y guía y los del tipo C1 con un máximo de un vehículo por salida.
  4. Los vehículos de los tipos A y B que excedan en número a los indicados en el apartado anterior, con un máximo de 8 personas y guía, deberán solicitar la obtención de una autorización expresa municipal. 
  5. Los vehículos de los tipos A y B deben mantener una distancia entre los grupos de más de 150 metros. Los vehículos del tipo C1 deben mantener una distancia entre cada vehículo de más de 50 metros.

Para la obtención de la citada autorización el solicitante deberá presentar:

  1. Seguro de responsabilidad civil, que cubra como mínimo un importe de un millón de euros.
  2. Documento que acredite la homologación de los VMU (estos estarán identificados con una numeración que deberá relacionarse con su número de bastidor).
  3. Propuesta de itinerarios y horarios.
  4. Declaración responsable comprometiéndose a no permitir el uso de los VMU a quienes se encuentren bajo los efectos de cualquier sustancia psicoactiva.

En la autorización que se emita figurará, en todo caso, su plazo de vigencia, el recorrido a realizar, el horario permitido y cuantas limitaciones se establezcan para garantizar la seguridad de quienes usen la vía. Podrán incorporarse al grupo menores desde los 10 años de edad.

Sí. Se podrá acceder con cualquier vehículo de movilidad compartida 'cero emisiones'.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar