Bicicletas (Bike sharing)

Bicicletas (Bike sharing)

  • En qué consiste:

El bike sharing es un servicio de bicicleta compartida en el que el usuario la puede alquilar durante el tiempo que necesite para que después pueda ser utilizada por otras personas.

Los servicios de bike sharing están pensados para satisfacer necesidades de movilidad precisas, poco frecuentes o de carácter ocasional. Las bicicletas no emiten contaminantes, motivo por el que se trata de una iniciativa en consonancia con los criterios municipales puestos en marcha para mejorar la calidad del aire que se encuentran recogidos en el Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático

  •  Beneficios:

Con esta modalidad de movilidad compartida, no sólo se realiza ejercicio físico que además resulta beneficioso para la salud, sino se logra reducir no sólo un número importante de toneladas de dióxido de carbono que se produciría al utilizar un modo de transporte motorizado convencional.

Además, las bicicletas son una alternativa para circular en los días afectados por episodios de contaminación y pueden estacionar gratuitamente en las zonas del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) y Madrid Central: Zona de Bajas Emisiones.

Como complemento de lo anterior, se trata de un servicio muy flexible, asequible, fácil de usar y una solución de transporte eficiente. 

  •  Cómo funciona:

El funcionamiento es similar al del resto de servicios de movilidad compartida, hay que darse de alta en una aplicación, aceptar las condiciones y las normas de uso. Las bicicletas disponen de una localización por GPS.

Al igual que en el resto de vehículos de movilidad compartida, es muy importante mantener correctamente aparcada la bicicleta y respetar la normativa de circulación.

Es importante saber que en las reservas de estacionamiento para bicicletas en la vía pública (aparcabicis) podrán estacionar bicicletas, otros ciclos y VMU de los tipos A y B. Las bicicletas y VMU ligados a una actividad de explotación económica no podrán ocupar más del 50% de las plazas existentes en una reserva de estacionamiento.

  •  Empresas:

En Madrid, actualmente prestan servicio varias empresas de alquiler de bicicletas compartidas sin estaciones.

A estos servicios habría que sumar BiciMAD que es el único servicio público de bicicletas compartidas que gestiona el Ayuntamiento de Madrid. Desde octubre de 2017, se integró con la tarjeta de transporte público. Para utilizar este servicio hay que darse de alta en la Web y recoger la tarjeta en el tótem de las estaciones en caso de no disponer de tarjeta de transporte público.

En la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible para la ciudad de Madrid se regula la circulación y estacionamiento en la vía y espacios públicos de las bicicletas destinadas al arrendamiento:

  1. No podrán estar construidos ni emplear materiales o elementos susceptibles de generar riesgos para la salud y seguridad de las personas usuarias ni de terceras personas. Las características de los vehículos deberán hacer posible el uso intenso al que están destinados.
  2. Deberán estar homologados conforme a la normativa comunitaria vigente.
  3. Se someterán al calendario de controles y las actividades de mantenimiento preventivo y correctivo necesario por el servicio técnico del titular, del fabricante, distribuidor o de tercero autorizado.
  4. Aquellos vehículos que no se encuentren en condiciones de circulación y uso seguro serán retirados por el titular, que no podrá situarlos en el espacio público ni arrendar su uso hasta que hayan sido reparados o sustituidos por otros seguros y plenamente operativos. El incumplimiento de estas obligaciones habilitará al Ayuntamiento de Madrid para retirar los vehículos a costa de su titular al que se impondrá el pago de las correspondientes tasas, sin perjuicio de las sanciones que correspondan.
  5. El aspecto exterior y sus elementos asegurarán la identificación del nombre o denominación comercial del titular responsable del vehículo y de que están destinadas a su arrendamiento.
  6. Cada bicicleta deberá contar con dos elementos de identificación: el acreditativo de su obligada inscripción en el registro de bicicletas así como el número de serie de fabricación o del titular que identifique la concreta unidad.
  7. El titular de los vehículos deberá disponer de un seguro que cubra la responsabilidad civil por los daños y perjuicios que pudiera ocasionarse a la persona usuaria, a otras personas y bienes, así como al patrimonio municipal.
  8. El titular de los vehículos estará obligado al pago de los tributos que, en su caso, procedan por la utilización privativa o aprovechamiento especial del dominio público local.

A su vez, en el caso de las bicicletas de arrendamiento sin base fija para poder hacer uso del espacio público, se precisará  la previa obtención de la correspondiente autorización demanial temporal sujeta además de a las condiciones previstas en el oportuno pliego regulador de la convocatoria pública, al cumplimiento de una serie de obligaciones entre las que se pueden destacar:

  1. Garantizar la información en tiempo real al Ayuntamiento de Madrid de la geolocalización de los dispositivos.
  2. Aseguramiento cualificado de la responsabilidad civil de cualquier riesgo relacionado con el arrendamiento y uso de los vehículos.
  3. Posible limitación del número de vehículos o elementos en uso en el espacio público por motivos de seguridad vial, seguridad ciudadana, protección del tránsito peatonal u otros debidamente justificados.

Quizá también te interese ...

¿Te ha sido útil esta página?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar