Control sanitario de animales agresores

  • ¿Por qué se realiza?: el objetivo de someter a control veterinario a un animal agresor es poder actuar en caso de que este pudiera haberse convertido en transmisor del virus de la rabia por padecer la enfermedad.
  • ¿Qué animales han de someterse a control antirrábico?: han de someterse a este control aquellos animales que hayan causado lesiones a una persona o a otro animal, así como los sospechosos de padecer rabia.
  • Servicio de inmunoprofilaxis de la rabia humana: en caso de mordedura toda persona agredida debe consultar a su medico/a de cabecera al objeto de que este determine las actuaciones profilácticas o terapéuticas que pudieran proceder. En aquellos casos que lo considere oportuno, podrá dirigirlo al Servicio de Inmunoprofilaxis de la Rabia Humana sito en c/ Montesa, 22
  • ¿Qué hacer en caso de ser propietario/a de un animal agresor?: el propietario/a de un animal agresor deberá trasladar a este, previa petición de cita llamando al 915 082 645, al Centro de Protección Animal del Ayuntamiento de Madrid, en el plazo máximo de 3 días a partir de la fecha de agresión.
  • ¿Qué hacer en caso de que su animal haya sido agredido?: al igual que en el caso de agresiones a personas, el animal deberá ser examinado por su veterinario/a que a su vez informará al Departamento de Servicios Veterinarios (Sección de Gestión de Poblaciones) de la agresión, con el objeto de que el agresor sea sometido al correspondiente control antirrábico.
  • ¿En que consiste el proceso de control antirrábico?: el control antirrábico de un animal agresor consiste en la realización de una observación del mismo durante 14 días, al objeto de comprobar la posible aparición de síntomas de la enfermedad en ese período.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar