Problemas con chinches; preguntas y respuestas

Problemas con chinches; preguntas y respuestas

La chinche es un insecto redondeado, de pequeño tamaño, y color marrón, que se alimenta de sangre que obtiene tras picar a un animal o al ser humano.

Puede encontrarse en cualquier zona de clima templado del planeta, llegando a implantarse en prácticamente cualquier punto mínimamente climatizado en el que el ser humano se pudiera instalar. Necesita de temperatura y humedad óptima para su desarrollo, condiciones muy similares a las existentes en el interior de viviendas, especialmente en los dormitorios.

El principal daño que provocan es el causado por sus picaduras, generalmente nocturnas, que rara vez causan dolor y que suelen pasar desapercibidas en un primer momento.

Es posible la aparición posterior de problemas cutáneos menores, (sensibilización, infección). También son posibles perjuicios psicológicos (stress) así como trastornos en el sueño. Hasta la fecha no ha sido demostrada la transmisión de patógenos a través de estas picaduras. 

Sí.

No obstante, pueden afectar a todo tipo de personas, con independencia de su situación social y/o económica, aunque existen una serie de factores que son elementos de riesgo adicional, entre otros: el hacinamiento, la insalubridad de viviendas y la reutilización de muebles (segunda mano) que pudieran estar contaminados.

NO, aunque según los datos disponibles a nivel mundial su presencia estaría aumentando.

Antes de la segunda guerra mundial, el ser humano convivía con las chinches de manera intensa. A partir de los años 50 y 60, los casos de infestación humana por chinches empezaron a disminuir de manera drástica en Europa. Llegó un momento en el que se pensó que podrían llegar a desaparecer.

En el último decenio, la situación parece haber cambiado. Desde hace aproximadamente 10 años, diversos investigadores/as y estudios vienen detectando un incremento en el número de incidencias comunicadas a nivel mundial. Estos datos afectarían principalmente a viviendas particulares, pero también a hoteles, albergues y medios de transporte. No obstante, la información disponible sobre este asunto se considera insuficiente en la medida en que numerosos países -incluido España- no existe obligación legal de declarar los casos detectados.

NO, pero debemos estar precavidos/as.

Madrid es una ciudad elegida como destino por un gran número de personas. Durante el año 2008, por razones de trabajo y/o turismo más de siete millones de turistas se alojaron en hoteles de la ciudad. Este hecho y el alto grado exigencia y de profesionalidad del sector hotelero en España es el que ha impulsado a Madrid Salud como organismo municipal competente en materia de salud pública a editar un manual guía con recomendaciones para la actuación preventiva y en su caso el tratamiento efectivo ante posibles infestaciones en hoteles así como una serie de documentos informativos para la ciudadanía en general.

NO en un sentido absoluto, pero SÍ podemos evitarlo aplicando medidas preventivas eficaces.

SÍ. Cierto tipo de viviendas, hoteles, medios de transporte, equipajes y vehículos.

Los hoteles son establecimientos de especial vulnerabilidad en la medida que las/los clientes puedan introducir inadvertidamente el problema en las habitaciones. El nivel de riesgo depende de diversos factores entre otros: el número de habitaciones, la tasa de ocupación, la frecuencia de uso de habitación (estancias medias cortas/muy cortas), el diseño de las habitaciones, el mantenimiento y limpieza de las mismas, el origen y tipología de los/las clientes, etc.

Estos parásitos infestan sistemáticamente la ropa y por tanto los equipajes, por lo que es importante considerar como posibles orígenes los medios de transporte (vehículos, aviones) y los propios equipajes (maletas, bolsas).

Los dormitorios colectivos, albergues y -especialmente- los destinados a servicios sociales y atención a personas sin domicilio fijo son instalaciones sometidas a riesgo especial, en las que es importante adoptar medidas de prevención y de actuación inmediata ante cualquier riesgo.

Principalmente en la cama y estructuras relacionadas (colchones, canapés, cabeceros, mesillas, etc.).

También pueden llegar a infestar todo tipo de mobiliario, principal y/o auxiliar, presente o procedente de los locales infestados: lámparas, enchufes y otras instalaciones eléctricas, equipos electrónicos, cajas (especialmente las que almacenan ropa debajo de las camas), joyeros, marcos de cuadros, libros, televisiones, etc.

Es especialmente importante revisar marcos de puertas y ventanas, enchufes eléctricos, rodapiés, etc. así como todo el textil de las estancias (cortinas, moquetas, tapizados e incluso revestimientos de papel pintado).

En el caso que se utilizasen otros locales como dormitorios habituales u ocasionales (ejemplo sofás-camas), este mobiliario podría estar también afectado.

Un diseño y mantenimiento adecuado de los locales puede evitar la presencia de chinches:

  • Las superficies (paramentos) deben ser de fácil limpieza y desinfección.
  • Evitar refugios. La carpintería (a ser posible en material distinto de la madera) debe estar sellada en su unión con los paramentos, las uniones de los rodapiés (preferiblemente de material cerámico) con las paredes deben estar también perfectamente selladas.
  • Especial atención se debe tener con armarios/almacenes con ropa de cama, lencería, mantelería (evitar grietas y otros deterioros).
  • Si es posible, evitar los falsos techos y las tarimas flotantes que crean potenciales refugios.
  • Evitar el uso de moquetas y tapicerías en los dormitorios.
  • Mantener en correcto estado el revestimiento de las paredes y techos; utilizar pinturas preferiblemente de color claro.
  • Mantener correctamente los puntos de electricidad. Evitar toda manipulación peligrosa con este tipo de dispositivos.
  • Mantener los muebles en buen estado de conservación (sellar grietas y desperfectos).
  • En la medida de lo posible, evitar fijar de modo definitivo los muebles a la pared, de forma que éstos puedan separarse con facilidad para su revisión y limpieza periódicas.

Adicionalmente: 

  • Se debe evitar almacenar ropa u otros elementos cerca de la cama.
  • En viajes, procurar no depositar el equipaje (especialmente abierto) sobre la cama o muy próximo a ella.
  • Evitar camas que incorporen espacios de almacenado de ropa en su parte inferior.
  • Mantener la parte inferior de la cama libre de objetos, jamás utilizar ese espacio para guardar el equipaje y/o almacenar materiales (especialmente maletas, vestuario, zapatos, etc).
  • Ser cauta/o a la hora de la adquisición de mobiliario de segunda mano.

Siempre contactar con empresas especializadas en estos tratamientos. Las infestaciones por chinches son difíciles y costosas de erradicar y siempre requieren un diagnóstico preciso y un tratamiento profesional.

Nunca intente solucionar este problema sin ayuda especializada y con el uso de insecticidas domésticos.

La realización de tratamientos específicos para la eliminación efectiva de esta infestación debe ser realizada por empresas de servicios biocidas debidamente autorizadas (inscritas en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas (ROESB) de su Comunidad Autónoma) y por personal cualificado y autorizado para la aplicación de productos biocidas. Tras el tratamiento, la empresa proporcionará un certificado de tratamiento en el que se indicaran los productos utilizados y los plazos de seguridad para evitar los riesgos ante la exposición a estos productos.

La realización de estos tratamientos precisa de la planificación cuidadosa de las medidas de seguridad y de protección específicas, tanto para el personal que realiza estos tratamientos como para la población expuesta a los mismos.

Por todo lo expuesto, Madrid Salud ha elaborado diverso Material informativo para la ciudadanía así como un Manual de Prevención y Gestión de Plagas para la Industria Hotelera, en el que se dan recomendaciones para la prevención y tratamiento de las infestaciones de chinches en viviendas e instalaciones hoteleras.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar