Diagnóstico

Como ha sido citado, las avispas se identifican con cierta facilidad debido a su aspecto y a su peculiar colorido (normalmente alternando bandas amarillas o blancas y negras en el abdomen).

Es preciso considerar que la presencia esporádica de alguna avispa no suele ser problemática. De hecho, su presencia ocasional cercana a piscinas, resulta difícilmente evitable.

Lo importante es diferenciar ese "merodeo" ocasional con la presencia cercana de un avispero que requeriría su pronta localización y su eliminación profesional. En este sentido, debe alarmar la presencia de varias avispas saliendo o entrando en orificios en suelo (tierra), huecos de árboles y/o en paredes (usualmente de ladrillo visto) u oquedades (huecos de persianas, tuberías metálicas, etc...). En ocasiones, las avispas forman nidos visibles (esféricos) en árboles. 

Especial diligencia se requiere para evitar presencia de avisperos en proximidad de entornos sensibles tipo colegios o guarderías, áreas infantiles de juego, etc... 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar